ALBERDI Y LA BUENA MORAL

Juan Bautista ALBERDI y LA BUENA MORAL

UBA FACULTAD DE DERECHOUBA , sueños concretados.

Publicado el día 21 enero, 2014, por Anton Barreneche

Se pone de moda Rousseau. Hacia fines de 1800, con el advenimiento de nuevas universidades en la Argentina se popularizó la “fe” en el racionalismo puro como fuente de toda sabiduría, basado principalmente en el pensamiento bueno, el bien común. Fue esta Universidad Estatal Argentina la que hizo reflexionar a Juan Bautista Alberdi, cuando dijo: “- Es la nueva casta de bárbaros ilustrados, que salen de las universidades empapados de positivismo jurídico y que llevarán a la total destrucción de nuestro país”.
UBA, concretando sueños.

Cuanta razón tenía Alberdi. Analizando su frase más de 130 años después, vemos que lamentablemente se cumplieron sus proféticas palabras. Las universidades estatales argentinas son una verdadera fábrica de bárbaros ilustrados, empapados en positivismo jurídico, con toda la mochila del iluminismo francés en sus espaldas.

Esa casta de jóvenes ilustrados, educados en universidades estatales argentinas, pensemos en Cristina Kirchner que siempre recuerda a Heggel , fueron los que destruyeron la Constitución de 1853, “aggiornándola” con toques de justicialismo en diferentes años: 1949, 1957 y 1993.
¿Cómo saber si la vieja moral es buena?
¿Cómo saber si la moral originada por Descartes es mala?
Debemos mirar los resultados logrados por cada una de estas morales (que son antagónicas).

La buena moral apunta y apuntala a la vida, a la producción, a la libertad, apunta al éxito, a la inversión, a la responsabilidad personal y al progreso. Es la moral de Alberdi y su Constitución de 1853.

La mala moral apunta a la muerte, a la burocracia, a la pérdida de libertad, a no tener ganas de producir, a quitar compulsivamente para repartir, al fracaso, al estancamiento, a la pobreza, a los impuestos altísimos, al saqueo… Es la moral del 14 bis. Es el peronismo con todas sus variantes peronchas y radicales de los últimos siete décadas.

Cada ser humano debe elegir íntimamente entre las dos morales.
No se puede servir a dos dioses a la vez.
Debe elegir y luego debe hacerse cargo de las consecuencias de su elección. Debe elegir y a partir de esa elección, saldrá la Constitución que le regulará su vida. En la Constitución está redactada su moral.

Por Anton Barreneche

_________________________

Ricardo Daniel Mc Loughlin:    Nuestro amigo Antón me resulta muy agradable y comparto la ideología libertaria que infieren sus conclusiones; disiento su hipótesis de base pues es falaz. Extrañamente la introducción que hace es lo inverso a lo que quiere sostener pues relacionar a Rouseau, al racionalismo en general como fuente filosóficas del voluntarismo es extraño ya que son el antípoda de éste. Es más, el voluntarisno está asociado al romanticismo reaccionario donde se subordina la razón al sentimiento.

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: