LA DECADA ASESINA

Enrique Guillermo AVOGADRO (Abogado)

Enrique Guillermo AVOGADRO (Abogado)

La Década Asesina   por Enrique Guillermo Avogadro

“El despotismo se sustenta en el concepto de obtener un beneficio personal y desentenderse de la equidad y de las normas”. Luis Alberto Romero

Mi homenaje a quienes murieron en Charlie Hebdo, y a los policías que los exterminaron; me pregunto si éstos, que defendieron con las armas al Estado del ataque terrorista, serán luego juzgados por quienes creen que los derechos humanos sólo pertenecen a los delincuentes.

Volviendo al pago, está fuera ya de discusión que ambos Kirchner disfrutaron, al menos durante los primeros diez años de su conyugal reinado, de una bonanza inédita en materia de recursos públicos, tanto por el incremento del precio de nuestros productos exportables -la soja, por ejemplo, valía US$ 150 por tonelada en la presidencia del Dr. De la Rúa, y superó los US$ 600 en la de don Néstor (qepd)- cuanto por la insoportable presión impositiva, que les permitió recaudar más de un millón de millones de dólares en el período. No estaría de más que cada uno de nosotros se pregunte dónde fue a parar tanto dinero.

Por eso, continúa sorprendiéndome que la ciudadanía, en general, no vincule el incremento de la corrupción con el deterioro de la vida personal de cada uno de sus integrantes. He escrito sobre este tema varias notas, que pueden leerse en mi blog, y no voy a extenderme ahora sobre el genocidio -tal como lo define el Pacto de Roma, firmado por la Argentina en 2004- que los Kirchner han practicado durante su reinado, pero la muerte por desnutrición de Néstor Femenia, el chico qom que a los doce años pesaba veinte kilos, me conmovió extremadamente, en especial por la forma en que Koki Capitanich, ya transformado en el Chirolita de la vulgar ventrílocua que habita en Calafate y en Olivos, intentó restarle importancia.

Porque el Jefe de Gabinete sigue siendo Gobernador del Chaco, cargo en el cual se ha limitado a pedir licencia. Como tal, es el principal responsable de la forma en que viven los habitantes de su provincia, donde se niegan el hambre, la sed y la desocupación en beneficio de la imagen del sultán de turno. Precisamente por eso, se refirió a esta muerte como un caso aislado, en una horrorosa e inmunda tentativa de evitar que se sepa que la desnutrición ya es endémica allí donde ha gobernado tantos años.

Lo mismo ocurre en la vecina Formosa, en Misiones, en Salta, en Tucumán, en Santiago del Estero y en Jujuy, donde reinan, como modernos señores feudales, individuos como Insfrán o Closs, Urtubey o Alperovich, Zamora o Fellner, todos devotos y sumisos seguidores de la noble viuda del guerrero, a la cual le facilitan los indispensables votos de los legisladores de sus provincias para arrasar con la Constitución, con las leyes y con la República.

Aunque el INDEC haya dejado de publicar hace tiempo las estadísticas de pobreza e indigencia, el Observatorio Social de la UCA estima en más de dos millones a los niños y jóvenes argentinos que viven con hambre; esa cifra, equivalente al 5% de la población, además de condenar a los Kirchner como genocidas, debe interpelarnos como sociedad. Nuestro país está en condiciones de alimentar a quinientos millones de personas y, sin embargo, las nefastas políticas públicas hacen que un enorme porcentaje de esa potencialidad no se concrete. Pero debemos preguntarnos cuánto se debe a nosotros mismos, ya que ni Perón, ni Isabel, ni Videla y los militares, ni Alfonsín, ni Menem, ni Duhalde ni los pingüinos llegaron del espacio o salieron de un repollo; todos ellos son esos “nosotros” y, como tales, se nos parecen mucho.

La Justicia, por su parte y tal como era previsible, ya comenzó a abortar las desesperadas maniobras que la Dra. ¡Giles! Carbó intentó para domesticarla y, de ese modo, desactivar el peor frente de conflicto que doña Cristina tiene en el horizonte; además de habilitar la feria para investigar las denuncias penales en su contra, el viernes salió la primera medida pre-cautelar que impide a los pseudo fiscales designados por la Procuradora General asumir sus cargos antes de que ésta dé explicaciones sobre su proceder. Seguramente, enero traerá muchas más novedades al respecto.

Imaginemos qué pasará en la psiquis de la Presidente, ya alterada a punto tal de generarle la caída de todo su sistema inmunológico, cuando el Juez Claudio Bonadío llame, más temprano que tarde, a su niño Máximo a prestar declaración indagatoria; si bien ya casi todos los magistrados federales han virado en sus afectos y hoy se encuentran en la trinchera defendiendo la independencia del Poder Judicial, el kirchnerismo se metió con el más “loco” de todos, que les resultará imparable y a quien no amedrentarán las amenazas ni detendrán las extorsiones.

El único pre-candidato que “mide” dentro del “Frente para la Qué” es Daniel Scioli, el peor Gobernador que tuvo la Provincia de Buenos Aires en toda su historia pero que, inexplicablemente, sigue siendo bien visto por una parte importante de la sociedad. Pero la Presidente no ignora que Lancha lleva doce años tragando sopa de sapos; si accede al poder, ¿estará dispuesto a olvidar las despiadadas humillaciones que el finado y su viuda le propinaron sin solución de continuidad? Peor aún, como peronista ésta sabe que su movimiento se encolumna siempre detrás del que gana, para no perder las prebendas y los cargos; ¿será tan ilusa como para creer que, en su caso, será distinto?

Vendrán, a no dudarlo, tiempos difíciles para el país y para la República. Doña Cristina ha demostrado que no tiene respeto alguno por la Constitución y que la interpreta o la ignora según sus las circunstancias. Por lo demás, dispone de “caja”, “merca”, “tropa” y “fierros”, y están en juego sus hijos, su libertad y su incalculable fortuna personal. ¿Es imaginable que, en estas condiciones, esté dispuesta esta vez a cumplir la ley y entregar pacíficamente el poder, en especial cuando enfrente no hay nada?

Sea previsor y cómprese un casco, porque en la Argentina, como en Europa, lloverán piedras.

Bs.As., 11 Ene 15

Enrique Guillermo Avogadro
Abogado
Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02
Fax (+5411) o (011) 4801 6819
Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003
Cel. en Brasil (+5521) 8128 7896
E.mail: ega1@avogadro.com.ar
E.mail: ega1avogadro@gmail.com
Site: http://www.avogadro.com.ar
Blog: http://egavogadro.blogspot.com
Skype: ega1avogadro
Facebook: enrique guillermo avogadro
Twitter: @egavogadro
© 2015 Microsoft Terms Privacy & cookies Developers English (United States)

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: