Archive for the ‘MALVINAS-FALKLAND’ Category

SHOCK DE CONFIANZA con el ARTICULO 29

2016/11/20

!GRACIAS Maxima de Holanda, es una Gran Ayuda!

¡Nosotros haremos el resto:  Barrer La Maldad bajo la Alfombra No Basta; El Articulo 29 La Elimina!

Enlace Corto >  http://wp.me/p2hqUO-Sf 

TRASPASO DE PODER y HOLANDA

MAXIMA de Holanda y Las Inundaciones de Bs As

 

Pagaremos Honradamente Todo lo Que Legítimamente Debemos y … ¡Nos Lo Van Agradecer!

Las Naciones del Planeta están en Equizofrenia-Anarquia. AméricA, ArgentinA. tienen el mejor diagnostico y tratamiento; pero aun no lo vemos claro. Somos los únicos que tenemos al Articulo 29 en La Constitución-1853/60, y muy solventes como para negociar con honor, una deuda invalida, ética, moral, legal y constitucionalmente; y la solvencia que nos da tener miles de toneladas de oro PatAgonico robadas a recuperar con la colaboración de USA, UK tal como ya lo hicieron con Holanda; (QuiTam, FCPA, FSIA) y los antecedentes constitucionales y legales en USA y Argentina, (Bases y Puntos de Partida para la Organización, Político Rentística de La Republica Argentina de J.B. Alberdi) La Constitución Argentina 1853-60, Constitución de La Provincia de Rio Negro (Art 11) y antecedentes, herramientas legales, información Lloyd y servicios de inteligencia en USA, UK y Holanda Información desclasificada anterior y posterior inmediata a La Guerra Austral que comenzó el 2 de Mayo de 1982. (fallas gravísimas de M. Thatcher y de CF Kirchner, y aun mas grave por POTUS-31 (Herbert Hoover el 10 de Septiembre de 1930). El Articulo 29 es una herramienta formidable para de los actos malignos de validez insalvable realizados por infames traidores a La Patria; incluidos entre muchos mas: nombramientos de embajadores, deudas, venta de territorio y soberanía a China para instalación de estaciones de rastreo de cohetes intercontinentales y /o satelitales. Pero es un error grave asumir que M. Macri ya derrotó al mal y no volverá. Macri necesito la mitad mas uno para llegar a la Presidencia pero ahora necesita a todos para que Argentina vuelva a ser la Republica que en 1930 asombro al mundo. Tenemos la “bandera” que nos unirá a todo los argentinos bien nacidos: Q.D.L.R. ; ni Cristina se negará  Que Devuelvan Lo Robado.

Gracias por entender..

Dr. Gastón A. Saint Martin MD

gsaintmartin@hotail.com (Skype Gastón SaintMartin ) Tel (+1 708 763 9292)

MALVINAS: Gastón Saint Martin, Jorge Luis Borges y PatAgonica

2016/11/08

Los titulos azules contienen LINKS para ver documentos en PDF

gsm-membrete-binacional.
gaston-borges-y-malvinas

BORGES y La Guerra de MALVINAS

malvinas-gaston-borges-y-patagonica

Link para volver>  > >   http://wp.me/p2hq-Xa 

Añade un comentario…

La Guerra de Malvinas fue un duelo a muerte entre dos calvos por un peine”  es de Borges, no de un chileno G. Saint Martin

 http://www.lacapital.com.ar/borges-y-la-guerra-malvinas-n381346.html

screen-shot-2016-11-07-at-5-11-22-pmDomingo 01 de Abril de 2012

Cuando terminó la guerra de Malvinas, Jorge Luis Borges hacía ya tiempo que había descubierto un nuevo pasatiempo para divertirse a través de las entrevistas periodísticas, un oficio considerado menor por el notable escritor argentino, y en la que a menudo contaba con la complicidad y la benevolencia del escriba de turno.

Entre 1982 y 1985, en los interludios de sus conferencias consagradas aun en plena decadencia física, Borges entregó en varios reportajes jugosas y cínicas frases sobre el conflicto bélico que enfrentó a la Argentina con Gran Bretaña, país por el cual sentía especial devoción (su abuela paterna era inglesa), plasmada en su vasta obra literaria y en el universalismo que escudriñó desde niño en la Enciclopedia Británica.

“Las Malvinas fue una guerra de dos calvos por un peine”, es tal vez la frase más conocida, actualizada recientemente por el músico Roger Waters, quien erróneamente le otorgó su autoría a un “comentarista chileno”. En rigor, esa sentencia se ubica en el final de la contestación a una pregunta en un reportaje al diario Clarín, publicado el 2 de febrero de 1983, en pleno desbande de los militares.

Ante la consulta puntual sobre la guerra, Borges contesta: “En otros tiempos yo estaba muy inquieto por mi país, pero ahora estoy desesperado. Los militares que nos gobiernan son tan incompetentes, tan ignorantes… Nadie conocía esas islas. Hizo falta que nuestros militares la desenterraran para hacer la guerra; los militares nuestros son mucho más peligrosos para nuestros compatriotas que para el enemigo. Las Malvinas fue una guerra de dos calvos por un peine”.

Dos meses antes, el 30 de diciembre de 1982, ya con la censura caída, Borges da su primera impresión sobre la guerra en otra entrevista de Clarín. “En nuestro país un demagogo convocó a la gente a la Plaza de Mayo y declaró la guerra sin medir las consecuencias”, inicia su reflexión el escritor, y seguidamente refiere, sin nombrarlos, a la conversación alcoholizada entre el dictador Leopoldo Galtieri y el periodista José Gómez Fuentes: “Aunque a mí me dijeron que el culpable había sido un periodista. Parece que el presidente salió de la Casa de Gobierno y un periodista que lo fue a entrevistar le dijo: «Se dice que los ingleses enviarán la flota; en tal caso, ¿qué actitud se asumirá, señor presidente». El presidente a su vez interrogó al periodista: «Usted, ¿qué haría?» Y el periodista respondió: «Presentarle batalla, señor presidente». «Eso es lo que haremos nosotros», contestó el presidente. Al otro día se empezó la guerra con Inglaterra”.

Demagogos y símbolos. A casi un año de iniciada la guerra, el 3 de abril de 1983, Borges es entrevistado por el diario La Nación, en la que hace gala de su antiperonismo visceral al establecer una comparación “estética” entre Galtieri y Perón. “Galtieri quiso parecerse a Perón y salió al balcón de la Casa Rosada… Faltaba que cantaran «Galtieri, Galtieri, qué grande sos»”. Un año más tarde, en un reportaje del diario La Razón, en mayo de 1984, vuelve sobre este asunto: “La ambición mayor del general Galtieri era parecerse a Perón. Es imposible imaginar una ambición mayor más modesta”.

En la misma nota, que lleva el título “Diálogos con Borges”, el escritor aborda en forma simultánea el tema de los desaparecidos y los soldados muertos en el crucero General Belgrano: “Estoy triste… Mandaron a esos pobres muchachos de veinte años a morir al sur. Tener veinte años y pelear contra soldados veteranos es algo atroz, inconcebible. Solamente en el Belgrano murieron cientos. Claro que los militares dirán que al lado de los desaparecidos esa cifra no es nada, pero no creo que les convenga ese argumento”.

Fuera de la glosa periodística, Borges hizo referencia a la guerra en un breve poema con el título de “Juan López y John Ward” (ver aparte), que lo contiene en el libro “Los conjurados”, de 1985. Ese mismo año, en una entrevista al diario La Razón, sostuvo: “La decisión de invadir Malvinas fue una estupidez que debió ser tomada por media docena de militares borrachos”.

La curtida a los militares y a su improvisación para armar una guerra con el solo fin de una perpetuidad política lo esgrimió en una nota publicada en la revista La Semana el 10 de febrero de 1983: “Me dijeron que los militares vacilaron entre varias posibilidades. Una era por el Beagle, contra Chile. Y también deben de haber planificado otras operaciones, contra Brasil, Uruguay, Bolivia… Y consideraron que la menos peligrosa era la operación Malvinas. Fue, claro, un error de perspectiva. Pensaron que Inglaterra estaba muy lejos. De hecho está al norte, en otro hemisferio. Lejísimo. Es raro dejarse engañar así por la perspectiva”.

La misma idea, con dos o tres variaciones de concepto, la expuso en una entrevista con María Esther Vázquez en el diario La Nación, en agosto de 1984: “Si se hubieran reconquistado las Malvinas posiblemente los militares se hubieran perpetuado en el poder y tendríamos un régimen de aniversarios, de estatuas ecuestres, de falta de libertad total. Además, creo que la guerra se hizo para eso. Y hasta me inclino a creer que vacilaron entre una guerra con Chile o con Inglaterra. Claro que como Inglaterra queda lejos, pensaron que no iba a darse cuenta”.

En otra entrevista concedida al mismo medio, pero en enero de 1983, Borges tilda de ignorantes a los militares y esgrime el mismo argumento por el que Argentina fue condenada en las Naciones Unidas: “Los militares debieron consultar un abogado antes de iniciar la guerra de Malvinas… Confundieron el derecho que asiste a la Argentina respecto de estas islas con el derecho de invadirlas, y son dos cosas distintas”.

Constitucion Nacional Argentina

2016/07/30

CN 1853  Texto Original

Link pra compartir > > > > http://wp.me/p2hqUO-Wn

1853 – Constitución de la Nación Argentina [texto original]

Nos, los Representantes del Pueblo de la Confederación Argentina, reunidos en Congreso General Constituyente por voluntad y elección de las Provincias que la componen, en cumplimiento de pactos preexistentes, con el objeto de constituir la unión nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz interior, proveer a la defensa común, promover el bienestar general, y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad, y para todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino: invocando la protección de Dios, fuente de toda razón y justicia: ordenamos, decretamos y establecemos esta Constitución para la Confederación Argentina.

 

Parte primera

Capítulo único.

Declaraciones, derechos y garantías

Artículo 1.- La Nación Argentina adopta para su gobierno la forma representativa republicana federal, según la establece la presente Constitución.

Artículo 2.- El Gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano.

Artículo 3.- Las autoridades que ejercen el Gobierno federal residen en la Ciudad de Buenos Aires, que se declara Capital de la Confederación por una ley especial.

Artículo 4.- El Gobierno federal provee a los gastos de la Nación con los fondos del Tesoro nacional, formado del producto de derechos de importación y exportación de las Aduanas; del de la venta o locación de tierras de propiedad nacional, de la renta de correos, de las demás contribuciones que equitativa y proporcionalmente a la población imponga el Congreso general, y de los empréstitos y operaciones de crédito que decrete el mismo Congreso para urgencia de la Nación, o para empresas de utilidad nacional.

Artículo 5.- Cada provincia confederada dictará para sí una Constitución bajo el sistema representativo republicano, de acuerdo con los principios, declaraciones y garantías de la Constitución Nacional; y que asegure su administración de justicia, su régimen municipal, y la educación primaria gratuita. Las constituciones provinciales serán revisadas por el Congreso antes de su promulgación. Bajo de estas condiciones el Gobierno federal garante a cada provincia el goce y ejercicio de sus instituciones.

Artículo 6.- El Gobierno federal interviene con requisición de las Legislaturas o gobernadores provinciales, o sin ella, en el territorio de cualquiera de las provincias, al solo efecto de restablecer el orden público perturbado por la sedición, o de atender a la seguridad nacional amenazada por un ataque o peligro exterior.

Artículo 7.- Los actos públicos y procedimientos judiciales de una provincia gozan de entera fe en las demás; y el Congreso puede por leyes generales determinar cuál será la forma probatoria de estos actos y procedimientos, y los efectos legales que producirán.

Artículo 8.- Los ciudadanos de cada provincia gozan de todos los derechos, privilegios e inmunidades inherentes al, título de ciudadano en las demás. La extradición de los criminales es de obligación recíproca entre todas las provincias con federadas.

Artículo 9.- En todo el territorio de la Confederación no habrá más aduanas que las nacionales, en las cuales regirán las tarifas que sancione el Congreso.

Artículo 10.- En el interior de la República es libre de derechos la circulación de los efectos de producción o fabricación nacional, así como la de los géneros y mercancías de todas clases, despachadas en las aduanas exteriores.

Artículo 11.- Los artículos de producción o fabricación nacional o extranjera, así como los ganados de toda especie, que pasen por territorio de una provincia a otra, serán libres de los derechos llamados de tránsito, siéndolo también los carruajes, buques o bestias en que se transporten; y ningún otro derecho podrá imponérseles en adelante, cualquiera que sea su denominación, por el hecho de transitar el territorio.

Artículo 12.- Los buques destinados de una provincia a otra, no serán obligados a entrar, anclar y pagar derechos por causa de tránsito.

Artículo 13.- Podrán admitirse nuevas provincias en la Confederación; pero no podrá erigirse una provincia en el territorio de otra u otras, ni de varias formarse una sola, sin el consentimiento de la Legislatura de las provincias interesadas, y del Congreso.

Artículo 14.- Todos los habitantes de la Confederación gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio; a saber: de trabajar y ejercer toda industria lícita; de navegar y comerciar; de peticionar a las autoridades; de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio argentino; de publicar sus ideas por la prensa sin censura previa; de usar y disponer de su propiedad; de asociarse con fines útiles; de profesar libremente su culto; de enseñar y aprender.

Artículo 15.- En la Confederación Argentina no hay esclavos: los pocos que hoy existen quedan libres desde la jura de esta Constitución; y una ley especial reglará las indemnizaciones a que dé lugar esta declaración. Todo contrato de compra y venta de personas, es un crimen de que serán responsables los que lo celebrasen, y el escribano p funcionario que lo autorice.

Artículo 16.- La Confederación Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento: no hay en ella fueros personales ni títulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra consideración que la idoneidad. La igualdad es la base del impuesto y de las cargas públicas.

Artículo 17.- La propiedad es inviolable, y ningún habitante de la Confederación puede ser privado de ella, sino en virtud de sentencia fundada en ley. La expropiación por causa de utilidad pública, debe ser calificada por ley y previamente indemnizada. Sólo el Congreso impone las contribuciones que se expresan en el Artículo 4. Ningún servicio personal es exigible, sino en virtud de ley o de sentencia fundada en ley. Todo autor o inventor es propietario exclusivo de su obra, invento o descubrimiento, por el término que le acuerde la ley. La confiscación de bienes queda borrada para siempre del código penal argentino. Ningún cuerpo armado puede hacer requisiciones, ni exigir auxilios de ninguna especie.

Artículo 18.- Ningún habitante de la Confederación puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso, ni juzgado por comisiones especiales, o sacado de los jueces designados por la ley antes del hecho de la causa. Nadie puede ser obligado a declarar contra sí mismo; ni arrestado sino en virtud de orden escrita de autoridad competente. Es inviolable la defensa en juicio de la persona y de los derechos. El domicilio es inviolable, como también la correspondencia epistolar y los papeles privados; y una ley determinará en qué casos y con qué justificativos podrá procederse a su allanamiento y ocupación. Quedan abolidos para siempre la pena de muerte por causas políticas, toda especie de tormento, los azotes y las ejecuciones a lanza o cuchillo. Las cárceles de la Confederación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos más allá de lo que aquélla exija, hará responsable al juez que la autorice.

Artículo 19.- Las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados. Ningún habitante de la Confederación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe.

Artículo 20.- Los extranjeros gozan en el territorio de la Confederación de todos los derechos civiles del ciudadano; pueden ejercer su industria, comercio y profesión; poseer bienes raíces, comprarlos y enajenarlos; navegar los ríos y costas; ejercer libremente su culto; testar y casarse conforme a las leyes. No están obligados a admitir la ciudadanía, ni a pagar contribuciones forzosas extraordinarias. Obtienen nacionalización residiendo dos años continuos en la Confederación; pero la autoridad puede acortar este término a favor del que lo solicite, alegando y probando servicios a la República.

Artículo 21.- Todo ciudadano argentino está obligado a armarse en defensa de la Patria y de esta Constitución, conforme a las leyes que al efecto dicte el Congreso y a los decretos del Ejecutivo nacional. Los ciudadanos por naturalización son libres de prestar o no este servicio por el término de diez años contados desde el día en que obtengan su carta de ciudadanía.

Artículo 22.- El pueblo no delibera ni gobierna, sino por medio de sus representantes y autoridades creadas por esta Constitución. Toda fuerza armada o reunión de personas que se atribuya los derechos del pueblo y peticione a nombre de éste, comete delito de sedición.

Artículo 23.- En caso de conmoción interior o de ataque exterior que pongan en peligro el ejercicio de esta Constitución y de las autoridades creadas por ella, se declarará en estado de sitio la provincia o territorio en donde exista la perturbación del orden, quedando suspensas allí las garantías constitucionales. Pero durante esta suspensión no podrá el Presidente de la República condenar por sí ni aplicar penas. Su poder se limitará en tal caso respecto de las personas, a arrestarlas o trasladarlas de un punto a otro de la Confederación, si ellas no prefiriesen salir fuera del territorio argentino.

Artículo 24.- El Congreso promoverá la reforma de la actual legislación en todos sus ramos y el establecimiento del juicio por jurados.

Artículo 25.- El Gobierno federal fomentará la inmigración europea; y no podrá restringir, limitar ni gravar con impuesto alguno la entrada en el territorio argentino de los extranjeros que traigan por objeto labrar la tierra, mejorar las industrias, e introducir y enseñar las ciencias y las artes.

Artículo 26.- La navegación de los ríos interiores de la Confederación es libre para todas las banderas, con sujeción únicamente a los reglamentos que dicte la autoridad nacional.

Artículo 27.- El Gobierno federal está obligado a afianzar sus relaciones de paz y comercio con las potencias extranjeras por medio de tratados que estén en conformidad con los principios de derecho público establecidos en esta Constitución.

Artículo 28.- Los principios, garantías y derechos reconocidos en los anteriores artículos, no podrán ser alterados por las leyes que reglamenten su ejercicio.

Artículo 29.- El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni las Legislaturas provinciales a los gobernadores de provincia, facultades extraordinarias, ni la suma del, poder público, ni otorgarles sumisiones o supremacías, por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de esta naturaleza llevan Consigo una nulidad insanable, y sujetarán a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la Patria.

Artículo 30.- La Constitución puede reformarse en el todo o en cualquiera de sus partes, pasados diez años desde el día en que la juren los Pueblos. La necesidad de reforma debe ser declarada por el Congreso con el voto de dos terceras partes, al menos, de sus miembros; pero no se efectuará sino por una Convención convocada al efecto.

Artículo 31.- Esta Constitución, las leyes de la Confederación que en su consecuencia se dicten por el Congreso, y los tratados con las potencias extranjeras, son la ley suprema de la Nación; y las autoridades de cada provincia están obligadas a conformarse a ella, no obstante cualquiera disposición en contrario que contengan las leyes o constituciones provinciales.

 

Parte segunda.

Autoridades de la Confederación

Título primero.

Gobierno Federal

Sección primera.

Del Poder Legislativo

Artículo 32.- Un Congreso compuesta de dos Cámaras, una de Diputados de la Nación, y otra de Senadores de las provincias y de la Capital, será investido del Poder Legislativo de la Confederación.

 

Capítulo I.

De la Cámara de Diputados

Artículo 33.- La Cámara de Diputados se compondrá de representantes elegidos directamente por el pueblo de las provincias y dela Capital, que se consideran a este fin como distritos electorales de un solo Estado, y a simple pluralidad de sufragios en razón de uno por cada veinte mil habitantes, o de una fracción que no baje del número de diez mil.

Artículo 34.- Los diputados para la primera legislatura se nombrarán en la proporción siguiente: por la Capital seis (6); por la provincia de Buenos Aires seis (6); por la de Córdoba seis (6); por la de Catamarca tres (3); por la de Corrientes cuatro (4); por la de Entre Ríos dos (2); por la de Jujuy dos (2); por la de Mendoza tres (3); por la de La Rioja dos (2); por la de Salta tres (3); por la de Santiago cuatro (4); por la de San Juan dos (2), por la de Santa Fe dos, (2); por la de San Luis dos (2); y por la de Tucumán tres (3).

Artículo 35.- Para la segunda legislatura deberá realizarse el censo general, y arreglarse a él el número de diputados; pero este censo sólo podrá renovarse cada diez años.

Artículo 36.- Para ser diputado se requiere haber cumplido la edad de veinticinco años y tener cuatro años de ciudadanía en ejercicio.

Artículo 37.- Por esta vez las legislaturas de las provincias reglarán los medios de hacer efectiva la elección directa de los diputados de la Nación: para lo sucesivo el Congreso expedirá una ley general.

Artículo 38.- Los diputados durarán en su representación por cuatro años, y son reelegibles; pero la Sala se renovará por mitad cada bienio; a cuyo efecto los nombrados para la primera legislatura, luego que se reúnan, sortearán los que deban salir en el primer período.

Artículo 39.- En caso de vacante, el Gobierno de provincia, o de la Capital, hace proceder a la elección legal de un nuevo miembro.

Artículo 40.- A la Cámara de Diputados corresponde exclusivamente la iniciativa de las leyes sobre contribuciones y reclutamiento de tropas.

Artículo 41.- Sólo ella ejerce el derecho de acusar ante el Senado al Presidente y Vicepresidente de la Confederación y a sus ministros, a los miembros de ambas cámaras, a los de la Corte suprema de justicia, y a los gobernadores de provincia, por delitos de traición, concusión, malversación de fondos públicos, violación de la Constitución, u otros que merezcan pena infamante o de muerte; después de haber conocido de ellos, a petición de parte, o de alguno de sus miembros, y declarada haber lugar a la formación de causa por mayoría de dos terceras partes de sus miembros presentes.

 

Capítulo II.

Del Senado

Artículo 42.- El Senado se compondrá de dos senadores de cada provincia, elegidos por sus legislaturas a pluralidad de sufragios; y dos dela Capital elegidos en la forma prescripta para la elección, del Presidente de la Confederación. Cada senador tendrá un voto.

Artículo 43.- Son requisitos para ser el elegido senador: tener la edad de treinta años, haber sido seis años ciudadano de la Confederación, y disfrutar de una renta anual de dos mil pesos fuertes, o de una entrada equivalente.

Artículo 44.- Los senadores duran nueve años en el ejercicio de su mandato, y son reelegibles indefinidamente; pero el Senado se renovará por terceras partes cada tres años, decidiéndose por la suerte, luego que todos se reúnan, quiénes deben salir en el primero y segundo trienio.

Artículo 45.- El Vicepresidente de la Confederación será Presidente del Senado; pero no tendrá voto sino en el caso que haya empate en la votación.

Artículo 46.- El Senado nombrará un Presidente provisorio que lo presida en caso de ausencia del Vicepresidente, o cuando éste ejerza las funciones de Presidente de la Confederación.

Artículo 47.- Al Senado corresponde juzgar en juicio público a los acusados por la Cámara de Diputados, debiendo sus miembros prestar juramento para este acto. Cuando el acusado sea el Presidente de la Confederación, el Senado será presidido por el presidente de la Cortesuprema. Ninguno será declarado culpable, sino a mayoría de los dos tercios de los miembros presentes.

Artículo 48.- Su fallo no tendrá más efecto que destituir al acusado, y aun declararle incapaz de ocupar ningún empleo de honor, de confianza o a sueldo en la Confederación. Pero la parte condenada quedará, no obstante, sujeta a acusación, juicio y castigo conforme a las leyes ante los tribunales ordinarios.

Artículo 49.- Corresponde también al Senado autorizar al Presidente de la Confederación para que declare en estado de sitio uno o varios puntos de la República en caso de ataque exterior.

Artículo 50.- Cuando vacase alguna plaza de senador por muerte, renuncia, u otra causa, el Gobierno a que corresponda la vacante, hace proceder, inmediatamente a la elección de un nuevo miembro.

Artículo 51.- Sólo el Senado inicia las reformas de la Constitución.

 

Capítulo III.

Disposiciones comunes a ambas Cámaras

Artículo 52.- Ambas cámaras se reunirán en sesiones ordinarias todos los años desde el l.º de mayo hasta el 30 de septiembre. Pueden también ser convocadas extraordinariamente Por el Presidente de la Confederación, o prorrogadas sus sesiones.

Artículo 53.- Cada.- Cámara es juez de las elecciones, derechos y títulos de sus miembros en cuanto a su validez. Ninguna de ellas entrará en sesión sin la mayoría absoluta de sus miembros; pero un número menor podrá compeler a los miembros ausentes a que concurran a las sesiones, en los términos y bajo las penas que cada Cámara establecerá.

Artículo 54.- Ambas Cámaras empiezan y concluyen sus sesiones simultáneamente. Ninguna de ellas mientras se hallen reunidas, podrá suspender sus sesiones más de tres días, sin el consentimiento de la otra.

Artículo 55.- Cada Cámara hará su reglamento y podrá con dos tercios de votos, corregir a cualquiera de sus miembros por desorden de conducta en el ejercicio de sus funciones, o removerlo por inhabilidad física o moral sobreviniente a su incorporación, y hasta excluirlo de su seno; pero bastará la mayoría de uno sobre la mitad de los presentes para decidir en las renuncias que voluntariamente hicieren de sus cargos.

Artículo 56.- Los senadores y diputados prestarán, en el acto de su incorporación, juramento de desempeñar debidamente el cargo, y de obrar en todo en conformidad a lo que prescribe esta Constitución.

Artículo 57.- Ninguno de los miembros del Congreso puede ser acusado, interrogado judicialmente ni molestado por las opiniones o discursos que emita desempeñando su mandato de legislador.

Artículo 58.- Ningún senador o diputado, desde el día de su elección hasta el de su cese, puede ser arrestado; excepto el caso de ser sorprendido in fraganti en la ejecución de algún crimen que merezca pena de muerte, infamante, u otra aflictiva; de lo que se dará cuenta a la Cámara respectiva con la información sumaria del hecho.

Artículo 59.- Cuando se forme querella por escrito ante las justicias ordinarias contra cualquier senador o diputado, por delito que no sea de los expresados en el Artículo 41, examinado el mérito del sumarlo en juicio público, podrá cada Cámara, con dos tercios de votos, suspender en sus funciones al acusado, y ponerlo a disposición del juez competente para su juzgamiento.

Artículo 60.- Cada una de las Cámaras puede hacer venir a su sala a los ministros del Poder Ejecutivo para recibir las explicaciones e informes que estime convenientes.

Artículo 61.- Ningún miembro del Congreso podrá recibir empleo o comisión del Poder Ejecutivo, sin previo consentimiento de la Cámararespectiva, excepto los empleos de escala.

Artículo 62.- Los eclesiásticos regulares no pueden ser miembros del Congreso, ni los gobernadores de provincia por la de su mando.

Artículo 63.- Los servicios de los senadores y diputados son remunerados por el Tesoro de la Confederación con una dotación que señalará la ley.

 

Capítulo IV.

Atribuciones del Congreso

Artículo 64.- Corresponde al Congreso:

  1. Legislar sobre las aduanas exteriores, y establecer los derechos de importación y exportación que han de satisfacerse en ellas;
  2. Imponer contribuciones directas por tiempo determinado y proporcionalmente iguales en todo el territorio dela Confederación, siempre que la defensa, seguridad común y bien general del Estado lo exijan;
  3. Contraer empréstitos de dinero sobre el crédito dela Confederación;
  4. Disponer del uso y de la enajenación de las tierras de propiedad nacional;
  5. Establecer y reglamentar un Banco Nacional enla Capitaly sus sucursales en las provincias, con facultad de emitir billetes;
  6. Arreglar él pago de la deuda interior y exterior dela Confederación;
  7. Fijar anualmente el presupuesto de gastos de administración dela Confederación, y aprobar o desechar la cuenta de inversión;
  8. Acordar subsidios del Tesoro nacional a las provincias cuyas rentas no alcancen, según sus presupuestos, a cubrir sus gastos ordinarios;
  9. Reglamentar la libre navegación de los ríos interiores, habilitar los puertos que considere convenientes, y crear y suprimir aduanas;
  10. Hacer sellar monedas, fijar su valor y. el de las extranjeras; y adoptar un sistema uniforme de pesos y medidas para todala Confederación;
  11. Dictar los códigos civil, comercial, penal y de minería, y especialmente leyes generales para todala Confederaciónsobre ciudadanía y naturalización, sobre bancarrotas, sobre falsificación de la moneda corriente y documentos públicos del Estado, y las que requiera el establecimiento del juicio por jurados;
  12. Reglar el comercio marítimo y terrestre con las naciones extranjeras y de las provincias entre sí;
  13. Arreglar y establecer las postas y correos generales dela Confederación;
  14. Arreglar definitivamente los límites del territorio dela Confederación; fijar los de las provincias, crear otras nuevas, y determinar por una legislación especial la organización, administración y gobierno que deben tener los territorios nacionales, que queden fuera de los límites que se asignen a las provincias;
  15. Proveer a la seguridad de las fronteras; conservar el trato pacífico con los indios, y promover la conversión de ellos al catolicismo;
  16. Proveer lo conducente a la prosperidad del país, al adelanto y bienestar de todas las provincias, y al progreso de la ilustración, dictando planes de instrucción general y universitaria, y promoviendo la industria, la inmigración, la construcción de ferrocarriles y canales navegables, la colonización de tierras de propiedad nacional, la introducción y establecimiento de nuevas industrias, la importación de capitales extranjeros y la exploración de los ríos interiores, por leyes protectoras de estos fines y por concesiones temporales de privilegios y recompensas de estímulo;
  17. Establecer tribunales inferiores ala Supremacorte de justicia, crear y suprimir empleos, fijar sus atribuciones, dar pensiones, decretar honores y conceder amnistías generales;
  18. Admitir o desechar los motivos de dimisión del Presidente o Vicepresidente dela República, y declarar el caso de proceder a nueva elección: hacer el escrutinio y rectificación de ella;
  19. Aprobar o desechar los tratados concluidos con las demás Naciones, y los concordatos conla Silla Apostólica; y arreglar el ejercicio del patronato en todala Confederación;
  20. Admitir en el territorio dela Confederaciónotras órdenes religiosas a más de las existentes;
  21. Autorizar al Poder Ejecutivo para declarar la guerra o hacer la paz;
  22. Conceder patentes de corso y de represalias, y establecer reglamentos para las presas;
  23. Fijar la fuerza de línea de tierra y de mar en tiempo de paz y guerra; y formar reglamentos y ordenanzas para el gobierno de dichos ejércitos;
  24. Autorizar la reunión de las milicias de todas las provincias, o parte de ellas, cuando lo exija la ejecución de las leyes dela Confederación, y sea necesario contener las insurrecciones o repeler las invasiones. Disponer la organización, armamento y disciplina de dichas milicias, y la administración y gobierno de la parte de ellas que estuviese empleada en servicio dela Confederación, dejando a las provincias el nombramiento de sus correspondientes jefes y oficiales, y el cuidado de establecer en su respectiva milicia la disciplina prescripta por el Congreso;
  25. Permitir la introducción de tropas extranjeras en el territorio dela Confederación, y la salida de las fuerzas nacionales fuera de él;
  26. Declarar en estado de sitio uno o varios puntos dela Confederaciónen caso de conmoción interior, y aprobar o suspender el estado de sitio declarado, durante su receso, por el Poder Ejecutivo;
  27. Ejercer una legislación exclusiva en todo el territorio dela Capitalde la Confederación, y sobre los demás lugares adquiridos por compra o cesión en cualquiera de las provincias para establecer fortalezas, arsenales, almacenes, u otros establecimientos de utilidad nacional;
  28. Examinar las Constituciones provinciales y reprobarlas si no estuviesen conformes con los principios y disposiciones de esta Constitución; y hacer todas las leyes y reglamentos que sean convenientes para poner en ejercicio los poderes antecedentes y todos los otros concedidos por la presente Constitución al Gobierno dela Confederación Argentina.

 

Capítulo V.

De la formación y sanción de las leyes

Artículo 65.- Las leyes pueden tener principio en cualquiera de las Cámaras del Congreso, por proyectos presentados por sus miembros o por el Poder Ejecutivo; excepto las relativas a los objetos de que tratan los Artículos 40 y 51.

Artículo 66.- Aprobado un proyecto de ley por la Cámara de su origen, pasa para su discusión a la otra Cámara. Aprobado por ambas, pasa al Poder Ejecutivo de la Confederación para su examen; y si también obtiene su aprobación lo promulga como ley.

Artículo 67.- Se reputa aprobado por el Poder Ejecutivo, todo proyecto no devuelto en el término de diez días útiles.

Artículo 68.- Ningún proyecto de ley desechado totalmente por una de las Cámaras, podrá repetirse en las sesiones de aquel año. Pero si sólo fuere adicionado o corregido por la Cámara revisora, volverá a la de su origen; y si en éstas se aprobasen las adiciones o correcciones por mayoría absoluta, pasará al Poder Ejecutivo de la Confederación. Si las adiciones o correcciones fuesen desechadas, volverá segunda vez el proyecto a la Cámara revisora, y si aquí fueren nuevamente sancionadas por una mayoría de las dos terceras partes de sus miembros, pasará el proyecto a la otra Cámara, y no se entenderá que ésta reprueba dichas adiciones o correcciones, si no concurre para ello el voto de las dos terceras partes de sus miembros presentes.

Artículo 69.- Desechado en el todo o en parte un proyecto por el Poder Ejecutivo, vuelve con sus objeciones a la Cámara de su origen: ésta lo discute de nuevo, y si lo confirma por mayoría dedos tercios de votos, pasa otra vez a la Cámara de revisión. Si ambas Cámaras lo sancionan por igual mayoría, el proyecto es ley y pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación. Las votaciones de ambas Cámaras serán en este caso nominales, por sí, o por no; y tanto los nombres y fundamentos de los sufragantes, como las objeciones del Poder Ejecutivo, se publicarán inmediatamente por la prensa. Si las Cámaras difieren sobre las objeciones, el proyecto no podrá repetirse en las sesiones de aquel año.

Artículo 70.- En la sanción de las leyes se usará de esta fórmula: El Senado y Cámara de Diputados de la Confederación Argentina, reunidos en Congreso, se decretan o sancionan con fuerza de ley.

 

Sección segunda.

Del Poder Ejecutivo

Capítulo I.

De su naturaleza y duración

Artículo 71.- El Poder Ejecutivo de la Nación será desempeñado por un ciudadano con el título de «Presidente de la Confederación Argentina».

Artículo 72.- En caso de enfermedad, ausencia de la Capital, muerte, renuncia o destitución del Presidente, el Poder Ejecutivo será ejercido por el Vicepresidente de la Confederación. En caso de destitución, muerte, dimisión o inhabilidad del Presidente y Vicepresidente de la Confederación, el Congreso determinará qué funcionario público ha de desempeñar la presidencia, hasta que haya cesado la causa de la inhabilidad o un nuevo Presidente sea electo.

Artículo 73.- Para ser elegido Presidente o Vicepresidente de la Confederación se requiere haber nacido en el territorio argentino, o ser hijo de ciudadano nativo, habiendo nacido en país extranjero; pertenecer a la comunión católica apostólica romana, y las demás calidades exigidas para ser electo senador.

Artículo 74.- El Presidente y Vicepresidente duran en sus empleos el término de seis años; y no pueden ser reelegidos sino con intervalo de un período.

Artículo 75.- El Presidente de la Confederación cesa en el poder el día mismo en que expira su período de seis años; sin que evento alguno que lo haya interrumpido, pueda ser motivo de que se le complete más tarde.

Artículo 76.- El Presidente y Vicepresidente disfrutan de un sueldo pagado por el Tesoro de la Confederación, que no podrá ser alterado en el período de sus nombramientos. Durante el mismo período no podrán ejercer otro empleo, ni recibir ningún otro emolumento de la Confederación ni de provincia alguna.

Artículo 77.- Al tomar posesión de su cargo el Presidente y Vicepresidente prestarán juramento en manos del Presidente del Senado (la primera vez del presidente del Congreso constituyente), estando reunido el Congreso, en los términos siguientes: «Yo N. N. juro por Dios Nuestro Señor y estos Santos Evangelios, desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de Presidente (o Vicepresidente) de la Confederación, y observar y hacer observar fielmente la Constitución dela Confederación Argentina. Si así no lo hiciere, Dios y la Confederaciónme lo demanden».

 

Capítulo II.

De la forma y tiempo de la elección del Presidente y Vicepresidente de la Confederación

Artículo 78.- La elección del Presidente y Vicepresidente de la Confederación se hará, del modo siguiente: La Capital y cada una de las provincias nombrarán por votación directa una junta de electores, igual al duplo del total de diputados y senadores que envían al Congreso, con las mismas calidades y bajo las mismas formas prescriptas para la elección de diputados.

No pueden ser electores los diputados, los senadores ni los empleados a sueldo del Gobierno federal.

Reunidos los electores en la Capital de la Confederación y en la de sus provincias respectivas cuatro meses antes que concluya el término del Presidente cesante, procederán a elegir Presidente y Vicepresidente de la Confederación por cédulas firmadas, expresando en una la persona, por quien votan para Presidente, y en otra distinta, la que eligen para Vicepresidente.

Se harán dos listas de todos los individuos electos para Presidente y otras dos de los nombrados para Vicepresidente con el número de votos que cada uno de ellos hubiere obtenido. Estas listas serán firmadas por los electores, y se remitirán cerradas y selladas dos de ellas (una de cada clase), al presidente de la Legislatura provincial, y en la Capital al presidente de la Municipalidad, en cuyos registros permanecerán depositadas y cerradas, y las otras dos al presidente del Senado (la primera vez al presidente del Congreso Constituyente).

Artículo 79.- El presidente del Senado (la primera vez el del Congreso Constituyente), reunidas todas las listas, las abrirá a presencia de ambas Cámaras. Asociados a los secretarios cuatro miembros del Congreso sacados a la suerte, procederán inmediatamente a hacer el escrutinio y a anunciar el número de sufragios que resulte en favor de cada candidato para la Presidencia y Vicepresidencia de la Confederación. Los que reúnan en ambos casos la mayoría absoluta de todos los votos, serán proclamados inmediatamente Presidente y Vicepresidente.

Artículo 80.- En el caso de que, por dividirse la votación no hubiese mayoría absoluta, elegirá el Congreso entre las dos personas que hubieren obtenido mayor número de sufragios. Si la primera mayoría que resultare hubiese cabido a más de dos personas, elegirá el Congreso entre todas éstas. Si la primera mayoría hubiere cabido a una sola persona, y la segunda a dos o más, elegirá el Congreso entre todas las personas que hayan obtenido la primera y segunda mayoría.

Artículo 81.- Esta elección se hará a pluralidad absoluta de sufragios y por votación nominal. Si verificada la primera votación, no resultare mayoría absoluta, se hará segunda vez, contrayéndose la votación a las dos personas que en la primera hubiesen obtenido mayor número de sufragios. En caso de empate, se repetirá la votación, y si resultase nuevo empate, decidirá el presidente del Senado (la primera vez el del Congreso Constituyente). No podrá hacerse el escrutinio, ni la rectificación de estas elecciones, sin que estén presentes las tres cuartas partes del total de los miembros del Congreso.

Artículo 82.- La elección del Presidente y Vicepresidente de la Confederación debe quedar concluida en una sola sesión del Congreso, publicándose enseguida’ el resultado de ésta y las actas electorales por la prensa.

 

Capítulo III.

Atribuciones del Poder Ejecutivo

Artículo 83.- El Presidente de la Confederación tiene las siguientes atribuciones:

  1. Es el jefe supremo dela Confederación, y tiene a su cargo la administración general del país;
  2. Expide las instrucciones y reglamentos que sean necesarios para la ejecución de las leyes dela Confederación, cuidando de no alterar su espíritu con excepciones reglamentarias;
  3. Es el jefe inmediato y local dela Capitalde la Confederación;
  4. Participa de la formación de las leyes con arreglo ala Constitución, las sanciona y promulga;
  5. Nombra los magistrados dela Corte Supremay de los demás tribunales federales inferiores, con acuerdo del Senado;
  6. Puede indultar o conmutar las penas Por delitos sujetos a la jurisdicción federal, previo informe del tribunal correspondiente excepto en los casos de acusación porla Cámarade Diputados;
  7. Concede jubilaciones, retiros, licencias y goces de montepíos, conforme a las leyes dela Confederación;
  8. Ejerce los derechos del patronato nacional en la presentación de obispos para las iglesias catedrales, a propuesta en terna del Senado;
  9. Concede el pase o retiene los decretos de los concilios, las bulas; breves y rescriptos del Sumo Pontífice de Roma, con acuerdo dela Supremacorte; requiriéndose una ley cuando contienen disposiciones generales y permanentes;
  10. Nombra y remueve a los ministros plenipotenciarios y encargados de negocios, con acuerdo del Senado; y por sí sólo nombra y remueve los ministros del despacho, los oficiales de sus secretarías, los agentes consulares, y los demás empleados de la administración cuyo nombramiento no está reglado de otra manera por esta Constitución;
  11. Hace anualmente la apertura de las sesiones del Congreso, reunidas al efecto ambas Cámaras en la sala del Senado, dando cuenta en esta ocasión al Congreso del estado dela Confederación, de las reformas prometidas porla Constitución, y recomendando a su consideración las medidas que juzgue necesarias y convenientes;
  12. Prorroga las sesiones ordinarias del Congreso, o lo convoca a sesiones extraordinarias, cuando un grave interés de orden o de progreso lo requiera;
  13. Hace recaudar las rentas dela Confederación, y decreta su inversión con arreglo a la ley o presupuestos de gastos nacionales;
  14. Concluye y firma tratados de paz, de comercio, de navegación, de alianza, de límites y de neutralidad, concordatos y otras negociaciones requeridas para el mantenimiento de buenas relaciones con las potencias extranjeras, recibe sus ministros y admite sus cónsules;
  15. Es comandante en jefe de todas las fuerzas de mar y tierra dela Confederación;
  16. Provee los empleos militares dela Confederación: con acuerdo del Senado, en la concesión de los empleos, o grados de oficiales superiores del ejército y armada; y por sí sólo en el campo de batalla;
  17. Dispone de las fuerzas militares, marítimas y terrestres, y corre con su organización y distribución según las necesidades dela Confederación;
  18. Declara la guerra y concede patentes de corso, y cartas de represalias con autorización y aprobación del Congreso;
  19. Declara en estado de sitio uno o varios puntos dela Confederación, en caso de ataque exterior, y por un término limitado, con acuerdo del Senado. En caso de conmoción interior sólo tiene esta facultad cuando el Congreso está en receso, porque es atribución que corresponde a este cuerpo. El Presidente la ejerce con las limitaciones prescriptas en el Artículo 23;
  20. Aun estando en sesiones el Congreso, en casos urgentes en que peligre la tranquilidad pública, el Presidente podrá por sí solo usar sobre las personas, de la facultad limitada en el Artículo 23; dando cuenta a este cuerpo en el término de diez días desde que comenzó a ejercerla. Pero si el Congreso no hace declaración de sitio, las personas arrestadas o trasladadas de uno a otro punto, serán restituidas al pleno goce de su libertad, a no ser que habiendo sido sujetas a juicio, debiesen continuar en arresto por disposición del juez o tribunal que conociere de la causa;
  21. Puede pedir a los jefes de todos los ramos y departamentos de la administración, y por su conducto a los demás empleados, los informes que crea convenientes, y ellos son obligados a darlos;
  22. No puede ausentarse del territorio dela Capital, sino con permiso del Congreso. En el receso de éste, sólo podrá hacerlo sin licencia por graves objetos de servicio público;
  23. En todos los casos en que según los Artículos anteriores, debe el Poder Ejecutivo proceder con acuerdo del Senado, podrá durante el receso de éste, proceder por sí sólo, dando cuenta de lo obrado a dicha Cámara en la próxima reunión para obtener su aprobación.

 

Capítulo IV.

De los Ministros del Poder Ejecutivo

Artículo 84.- Cinco ministros secretarios, a saber: Del Interior, de Relaciones Exteriores, de Hacienda, de Justicia, Culto e Instrucción Pública, y de Guerra y Marina, tendrán a su cargo el despacho de los negocios de la Confederación, y refrendarán y legalizarán los actos del Presidente por medio de su firma, sin cuyo requisito carecen de eficacia. Una ley deslindará los ramos del respectivo despacho de los ministros.

Artículo 85.- Cada ministro es responsable de los actos que legaliza; y solidariamente de los que acuerda con sus colegas.

Artículo 86.- Los ministros no pueden por sí solos, en ningún caso, tomar resoluciones, sin previo mandato o consentimiento del Presidente de la Confederación; a excepción de lo concerniente al régimen económico y administrativo de sus respectivos departamentos.

Artículo 87.- Luego que el Congreso abra sus sesiones, deberán los ministros del despacho presentarle una memoria detallada del estado dela Confederación en lo relativo a los negocios de sus respectivos departamentos.

Artículo 88.- No pueden ser senadores ni diputados sin hacer dimisión de sus empleos de ministros.

Artículo 89.- Pueden los ministros concurrir a las sesiones del Congreso y tomar parte en sus debates, pero no votar.

Artículo 90.- Gozarán por sus servicios de un sueldo establecido por la ley, que no podrá ser aumentado ni disminuido en favor o perjuicio de los que se hallen en ejercicio.

 

Sección tercera.

Del Poder Judicial

Capítulo I.

De su naturaleza y duración

Artículo 91.- El Poder Judicial de la Confederación, será ejercido por una Corte suprema de justicia, compuesta de nueve jueces y dos fiscales, que residirá en la Capital, y por los demás tribunales inferiores que el Congreso estableciere en el territorio de la Confederación.

 

Artículo 92.- En ningún caso el Presidente de la Confederaciónpuede ejercer funciones judiciales, arrogarse el conocimiento de causas pendientes, o restablecer las fenecidas.

Artículo 93.- Los jueces de la Corte suprema y de los tribunales inferiores de la Confederación conservarán sus empleos mientras dure su buena conducta, y recibirán por sus servicios una compensación que determinará la ley, y que no podrá ser disminuida en manera alguna, mientras permaneciesen en sus funciones.

Artículo 94.- Ninguno podrá ser miembro de la Corte suprema de justicia, sin ser abogado de la Confederación con ocho años de ejercicio, y tener las calidades requeridas para ser senador.

Artículo 95.- En la primera instalación de la Corte suprema los individuos nombrados prestarán juramento en manos del Presidente dela Confederación, de desempeñar sus obligaciones administrando justicia bien y legalmente, y en conformidad a lo que prescribe la Constitución. En lo sucesivo, lo presentarán ante el presidente de la misma Corte.

Artículo 96.- La Corte suprema dictará su reglamento interior y económico, y nombrará todos sus empleados subalternos.

 

Capítulo II.

Atribuciones del Poder Judicial

Artículo 97.- Corresponde a la Corte suprema y a los tribunales inferiores de la Confederación, el conocimiento y decisión de todas las causas que versen sobre puntos regidos por la Constitución, por las leyes de la Confederación, y por los tratados con las naciones extranjeras; de los conflictos entre los diferentes poderes públicos de una misma provincia; de las causas concernientes a embajadores, ministros públicos y cónsules extranjeros; de las causas de almirantazgo y jurisdicción marítima; de los recursos de fuerza; de los asuntos en que la Confederación sea parte; de las causas que se susciten entre dos o más provincias; entre una provincia y los vecinos de otra; entre los vecinos de diferentes provincias; entre una provincia y sus propios vecinos; y entre una provincia y un Estado o ciudadano extranjero.

Artículo 98.- En estos casos la Corte suprema ejercerá su jurisdicción por apelación, según las reglas y excepciones que prescriba el Congreso; pero en todos los asuntos concernientes a embajadores, ministros y cónsules extranjeros, en los que alguna provincia fuese parte, y en la decisión de los conflictos entre los poderes públicos de una misma provincia, la ejercerá originaria y exclusivamente.

Artículo 99.- Todos los juicios criminales ordinarios, que no se deriven del derecho de acusación concedido a la Cámara de Diputados, se terminarán por jurados, luego que se establezca en la Confederación esta institución. La actuación de estos juicios se hará en la misma provincia donde se hubiere cometido el delito; pero cuando éste se cometa fuera de los límites de la Confederación, contra el derecho de gentes, el Congreso determinará por una ley especial el lugar en que haya de seguirse el juicio.

Artículo 100.- La traición contra la Confederación consistirá únicamente en tomar las armas contra ella, o en unirse a. sus enemigos prestándoles ayuda y socorro. El Congreso fijará por una ley especial la pena de este delito; pero ella no pasará de la persona del delincuente ni la infamia del reo se transmitirá a sus parientes de cualquier grado.

 

Título segundo.

Gobiernos de Provincia

Artículo 101.- Las provincias conservan todo el poder no delegado por esta Constitución al Gobierno federal.

Artículo 102.- Se dan sus propias instituciones locales y se rigen por ellas. Eligen sus gobernadores, sus legisladores y demás funcionarios de provincia, sin intervención del Gobierno federal.

Artículo 103.- Cada provincia dicta su propia Constitución, y antes de ponerla en ejercicio, la remite al Congreso para su examen, conforme a lo dispuesto en el Artículo 5.

Artículo 104.- Las provincias pueden celebrar tratados parciales para fines de administración de justicia de intereses económicos y trabajos de utilidad común, con conocimiento del Congreso federal; y promover su industria, la inmigración, la construcción de ferrocarriles, y canales navegables, la colonización de tierras de propiedad provincial, la introducción y establecimiento de nuevas industrias, la importación de capitales extranjeros y la exploración de sus ríos, por leyes protectoras de estos fines, y con sus recursos propios.

Artículo 105.- Las provincias no ejercen el poder delegado a la Confederación. No pueden celebrar tratados parciales de carácter político; ni expedir leyes sobre comercio, o navegación interior o exterior; ni establecer aduanas provinciales; ni acuñar moneda; ni establecer bancos con facultad de emitir billetes, sin autorización del Congreso federal; ni dictar los códigos civil, comercial, penal y de minería después que el Congreso los haya sancionado; ni dictar especialmente leyes sobre ciudadanía y naturalización, bancarrotas, falsificación de moneda o documentos del Estado; ni establecer derechos de tonelaje; ni armar buques de guerra o levantar ejércitos, salvo el caso de invasión exterior o de un peligro tan inminente que no admita dilación, dando luego cuenta al Gobierno federal; ni nombrar o recibir agentes extranjeros; ni admitir nuevas órdenes religiosas.

Artículo 106.- Ninguna provincia puede declarar ni hacer la guerra a otra provincia. Sus quejas deben ser sometidas a la Corte suprema de justicia y dirimidas por ella. Sus hostilidades de hecho son actos de guerra civil, calificados de sedición o asonada, que el Gobierno federal debe sofocar y reprimir conforme a la ley.

Artículo 107.- Los gobernadores de provincias son agentes naturales del Gobierno federal para hacer cumplir la Constitución y las leyes de la Confederación.

Dada en la sala de sesiones del Congreso General Constituyente enla Ciudad de Santa Fe, el día 1º de mayo del año del Señor 1853.

Facundo ZUVIRÍA, presidente y diputado por Salta.

Pedro ZENTENO, diputado por Catamarca.

Pedro FERRÉ, diputado por Catamarca.

Juan DEL CAMPILLO, diputado por Córdoba.

Santiago DERQUI, diputado por Córdoba.

Pedro DÍAZ COLODRERO, diputado por Corrientes.

Luciano TORRENT, diputado por Corrientes.

Juan María GUTIÉRREZ, diputado por Entre Ríos.

Manuel PADILLA, diputado por Jujuí.

José QUINTANA, diputado por Jujuí.

Martín ZAPATA, diputado por Mendoza.

Agustín DELGADO, diputado por Mendoza.

Regis MARTÍNEZ, diputado por la Rioja.

Salvador María DEL CARRIL, diputado por San Juan.

Ruperto GODOY, diputado por San Juan.

Delfín B. HUERGO, diputado por San Luis.

Juan LLERENA, diputado por San Luis.

Juan Francisco SEGUÍ, diputado por Santa Fe.

Manuel LEIVA, diputado por Santa Fe.

Benjamín J. LAVAISSE, diputado por Santiago del Estero.

José B. GORONTIAGA, diputado por Santiago del Estero.

Frai José Manue l PÉREZ, diputado por Tucumán.

Salustiano ZAVALÍA, diputado por Tucumán.

José María ZUVIRÍA, secretario.

 

Biblioteca del Congreso de la Nación, Constitución de la Argentina. 1 de mayo de 1853

 

Fueron a auditar una fábrica militar y… ¿los envenenaron?

2016/02/27

Donde se audita aparece corrupción.

Lic. Rodolfo Patricio Florido  .  rodolfoflorido@hotmail.com

URL para compartir > http://wp.me/p2hqUO-Vc 

Screen Shot 2016-04-29 at 11.31.43 AM

by Rodolfo PatriciDonde se audita aparece corrupción. Fuentes ligadas al Ministro de Defensa de la Nación, el radical Julio Martínez, confirmaron, obviamente pidiendo reserva de identidad, que un hecho sucedido muy recientemente provocó tirantez entre el Comandante en Jefe del Ejército y el Ministro. Los cinco auditores que habían sido enviados a la Fábrica Militar Fray Luis Beltrán para investigar situaciones que presumían oscuras fueron intoxicados en oportunidad de comer en el interior de la misma. Llamativamente, compartieron la mesa con otros funcionarios de esa dependencia militar y ninguno de ellos sufrió la fuerte indisposición que los habría obligado a dirigirse a un hospital en donde se confirmó, en el mejor de los casos, una fuerte y selectiva intoxicación.

Además y como para que no quedaran dudas, ya en el hospital o cerca de éste, una persona se les acercó y les sugirió, no muy amablemente, que desistieran de auditar esa dependencia militar si no querían repetir circunstancias similares o peores a la que los había depositado en el nosocomio.

Lejos de amedrentarse, los auditores informaron todo lo sucedido y la respuesta del Ministro de Defensa fue tajante y respaldatoria. Ordenó que efectivos de otra fuerza militar se dirigieran a la dependencia del Ejército y acompañaran la tarea de los auditores.

Obviamente esta situación no cayó muy bien en las autoridades militares superiores, que se lo habrían hecho saber al ministro. Según las fuentes, el ministro, lejos de amilanarse, ratificó el procedimiento, confirmó la presencia de los militares pertenecientes a otra fuerza y ratificó a los cinco auditores.

Las sospechas son muchas y transitan en diferentes frentes. Personal nombrado políticamente por el anterior gobierno y que no cumplen funciones específicas y desaparición de grandes cantidades de armas, explosivos y municiones. Esta situación no es nueva, pero con anterioridad había sido obviada, a pesar de que en su momento el otrora Jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, había denunciado el faltante de armas y explosivos de esa fábrica y del arsenal ubicado en la misma localidad de Fray Luis Beltrán. Curiosamente, luego de que se hiciese pública la denuncia del funcionario, la investigación entró en un cono que algunos llamaron de silencio y otros lo caracterizaron de sospechosamente cómplice.

Tiempo después, más precisamente el 20 de febrero del 2015, el diputado nacional de la UCR Julio Martínez, hoy en día a cargo del Ministerio de Defensa, había denunciado que: “Preocupa que parte (del arsenal sustraído) alimente a organizaciones criminales vinculadas al narcotráfico”… “el aparente descontrol sobre los arsenales en poder de nuestras Fuerzas Armadas no es ajeno al aumento de la venta ilegal de armas”. Finalmente señaló… la “escandalosa desaparición de armamento que se viene sucediendo a lo largo de estos últimos 10 años” y responsabilizó a “La Cámpora, como interventora de Fabricaciones Militares” y a “Milani, como jefe del Ejército”.

Ahora, Julio Martínez, ya Ministro a cargo de la cartera de Defensa, inició lo que había pedido como diputado nacional y no había logrado. Esto es, que “la Auditoría General de la Nación realice un arqueo de los arsenales de las Fuerzas Armadas y la Fábrica Militar Fray Luis Beltrán”.

Por aquel entonces, hace apenas un año, Julio Martínez que, en su calidad de diputado, era también vicepresidente de la Comisión de Defensa, arriesgaba con la protección de sus fueros lo que ahora debe probar en ejercicio de la función pública. Una de las expresiones del ahora Ministro esta resonando muy fuerte en algunas usinas militares y políticas relacionadas con el pasado inmediato. Ésa es: “durante los últimos 10 años, en importantes unidades del Ejército y la Fuerza Aérea, se registraron graves hechos que involucraron municiones, proyectiles y armas de puño y de guerra, que luego se contrabandean al exterior o terminan en manos de delincuentes locales”… “sorprende y preocupa” que “por el peso y volumen sustraído, difícilmente puede haberse realizado sin la complicidad de determinados mandos de las Fuerzas Armadas”… Por último, indicó que “cuando no hay seguridad, el material bélico almacenado en los arsenales militares que se acumula y no se controla diariamente de manera rigurosa, termina en manos del crimen organizado”.

Tal parece que el presunto envenenamiento de los auditores estaría demostrando que la preocupación es mucha y que hay sectores políticos, militares y sindicales que no quieren terminar testificando en tribunales. Algunos incluso sospechan que algunas protestas laborales que se estarían gestando lo único que buscaría es usar a los empleados encubriendo el motivo real de algunos dirigentes y el motivo real sería la existencia de algunos “negocios” oscuros y el sostenimiento de empleados ñoquis que responden a necesidades políticas del pasado inmediato.

Al momento de escribir esta nota no pudo verificarse si el envenenamiento u intoxicación fue denunciada y si se hicieron pruebas físicas sobre los auditores para poder establecer que habían ingerido. Obviamente si la denuncia fue hecha o será realizada, también buscaría identificarse a la persona que luego del hecho se les acercó para “sugerirles” que no vuelvan a la Fábrica Militar Fray Luis Beltrán.

También llamó la atención que luego del hecho, hubiese habido sindicalistas de ATE que se expresaron en contra de la Auditoría indicando, según fue reflejado por distintos medios (http://sl24.com.ar/2016/02/fabrica-militar-fray-luis-beltran-trabajadores-sin-trabajar-y-auditoria-para-revisar-contrataciones). “Actúan como si estuvieran en una dictadura”, se quejaron los operarios beltranenses durante la asamblea de ayer. “No está mal que venga auditoría”, aclararon, “pero estos tipos entraron con soldados, una gran cantidad, y parece que son infantes de marina, andan con mochilas al hombro y están armados con fusiles todo el tiempo. Y caminan con los auditores entre nosotros, los laburantes, tratando de manera marcial a todo el mundo. Nunca paso algo así”. Claro que nada dijeron de la intoxicación de los Auditores cuando llegaron solos para realizar lo que en teoría sería una acción normal.

En resumen, el tema es gravísimo porque tiene el potencial de comenzar a desentrañar negocios oscuros, tráfico de armas, uso político de ese tráfico de armas y hasta podría rozar o complicar a ex Ministros y a las autoridades del RENAR durante el pasado gobierno. Un funcionario nos dijo: “Una cosa es que los delincuentes y los narcotraficantes consigan armas, otra cosa es que se las dieran algunos funcionarios corruptos del Gobierno”.

Lic. Rodolfo Patricio Florido

rodolfoflorido@hotmail.com

Comentario    Ver todos los comentarios

El Kirchnerismo, Por El Camino Del Menemismo

2016/02/11

Será Macri el Estadista que El Mundo Necesita?

Link Corto para re-enviar http://wp.me/p2hqUO-UR 

Desde Chicago, Nota del Editor de este Blog (Dr. Gastón Saint Martin):  Víctor me envía esto desde mis pagos (Villa Regina y Roca Rio Negro) porque sabe fui yo, en nuestro pequeño grupo de Vecinalistas, quien inventó la sigla

Qye Se Vayan Todos por Daniel Paz

Qye Se Vayan Todos por Daniel Paz

QSVT,   que mas tarde, (durante el mamarracho republicano que derrocó mediante un “cuartelazo SIN milicos al Presidente Dela Rúa) …  popularizó Daniel Paz.

Los políticos (absolutamente todos) se enloquecían y perdían su racionalidad ante la sola mención de proponer aquel voto repudio. que en definitiva fue el ganador absoluto de aquella elecciones legislativas. La sigla nos unió absolutamente a todos sin diferencias partidarias, un avance extraordinario en un país que esta en anarquía desde hace 85 años. Creamos a QSVT como etapa previa de “limpieza” … para preparar el terreno y construir… Cuando uno se extravía… para recuperar el rumbo vuelve atrás al lugar donde se perdió, a lo simple, a lo VECINAL, a la  Constitución, a Las Bases de Alberdi y sobre todo en este caso a la profética, única en el planeta, poderosísima herramienta republicana que nos puede curar (ojo, … NO solo estoy pensando en Argentina)  me refiero al Articulo 29 que ni siquiera Macri le está prestando atención y menos usando… ¿no entiende?, ¿no puede?, ¿no quiere? ¡Usar con criterio de ESTADISTA la mejor y única herramienta puede arreglar este despelote de un solo tajo, como al nudo gordiano!

Hoy necesitamos otra sigla igualmente efectiva que nos una a todos, “absolutamente a todos” aun a Cristina Fernández Kirchner …  Q.D.L.R. (Que Devuelvan Lo Robado ¿Qué Argentino bien nacido puede negarse públicamente a eso?

Gracias Víctor Puedes por favor corregir mi ortografía y re- enviar esta carta mía a La Nación? PLS  Gastón Saint Martin MD (gsaintmartin@hotmail.com  / 125 N. Euclid Av. (Apt 402) IL 60301, USA

__________________

Luis MajulLA NACION


Luis Majul

JUEVES 11 DE FEBRERO DE 2016
 La ruptura del bloque de diputados del Frente para la Victoria es uno de los datos políticos más importantes desde la asunción del nuevo gobierno. Uno de los interrogantes más repetidos ahora es si se trata de una única fuga o si es el principio de una sucesiva fragmentación. Todo parece indicar que la fractura será más profunda. Y que más tarde o más temprano el Frente para la Victoria (FpV)podría quedar reducido a una organización residual o testimonial, mucho más cerca del 15% de los votos que del 49% que obtuvo Scioli en la segunda vuelta.

Los motivos están a la vista. El primero, sin lugar a dudas, es la delirante posición política de Cristina Fernández, su hijo Máximo, Héctor Recalde y Carlos Kunkel, por citar sólo a algunos de los referentes más mediáticos. Palabras más, palabras menos, para ellos, la presidencia de Mauricio Macri es casi ilegítima y podría ser considerada una usurpación, ya que la banda no fue entregada por la jefa del Estado en ejercicio. Y para el estrambótico relato de este grupo de irreversibles el cambio efectivo de gobierno tampoco sucedió. Porque no hubo fotos ni entrega de los atributos de mando. No se registró la imagen de la transición como ellos suponen que debería haber sido.

Estalinismo puro. Los militantes más radicales del cristinismo fantasean que Macri no ganó y que la ocupación de la Casa Rosada es sólo un “accidente político” que será reparado, a lo sumo, dentro de cuatro años. Por eso todavía algunos “resisten” o piden indemnizaciones, como si el pedazo del Estado que ocuparon aún les perteneciera. Y con idéntico nivel de locura comparan al nuevo gobierno con una dictadura, denominan la suba de precios hiperinflación, presentan la interrupción de miles de contratos irregulares y en negro como una ola de despidos y organizan actos públicos con consignas parecidas a las de los partidos políticos al final de la dictadura militar, en 1982.

Por un lado, todos los días se “les escapa” del núcleo duro algún dirigente más o menos racional. Y por el otro, continúan intoxicando de odio y resentimiento a miles de chicos que creen en “el proyecto” porque por primera vez se habían sentido contenidos. El otro motivo por el que se podría aventurar que el FpV se reducirá, más tarde o más temprano, a su mínima expresión es que Cristina ya no es más presidenta: ya no tomará más el teléfono para mandonear a ningún ministro o colaborador. Y no lo hará sencillamente porque no tiene más poder para hacerlo. Ni el poder de la conducción política ni el poder de la seducción. Antes, cuando podía y lo hacía, muchos de sus colaboradores sentían miedo. Miedo de verdad, miedo físico. Preferían evitarla. Les empezaba a doler el estómago o la cabeza. Eso es lo que contó a más de un periodista el ex responsable de la Anses Diego Bossio, uno de los ideólogos de la ruptura. Y es lo mismo que admiten desde el ex vicepresidente Amado Boudou hasta el ex jefe de Gabinete Sergio Massa, en conversaciones privadas.

Parece que Ella, hace un mes, pretendió hacer lo mismo con Miguel Pichetto. Sin embargo, el senador no se amilanó ni tuvo miedo. Y tampoco le hizo caso. Pero la principal razón de la progresiva desintegración del FpV es que la ex mandataria tampoco maneja más la chequera, el gran elemento disciplinador y de seducción con el que tanto Néstor Kirchner como su compañera construyeron poder desde el principio de sus vidas políticas. Y ahora que se están abriendo las “cajas de la felicidad” con que contaba “el proyecto”, se entiende por qué reclutó tantos aparentes incondicionales. Y también se entiende por qué los gobernadores peronistas, quienes hasta hace muy poco no se atrevían a contradecirla en lo más mínimo, ahora no le atienden el teléfono ni la aceptan como la única jefa del Partido Justicialista. Entonces, si una parte de sus fieles se le va por razones estrictamente políticas y otra parte acomete la fuga por razones económicas, ¿qué les va a quedar al final a la ex presidenta y a los representantes de su “secta política”? Sólo el relato.

Pero ¿durante cuánto tiempo podría mantener el FpV la consistencia de su relato? ¿Cuánto va a tardar el “No fue magia” en transformarse en un eslogan humorístico, como se terminó convirtiendo en los años noventa el “Menem lo hizo”? No tardará demasiado. Será durante el tiempo que demore la mayoría de la sociedad en darse cuenta de que desde 2003, a pesar del marketing político, no se impulsaron las decisiones adecuadas para mejorar la estructura social y cultural del país.

¿Nos dejaron Néstor y Cristina, a los argentinos, una economía en crecimiento o un país más desarrollado? Todo parece indicar que no. ¿Ayudaron a bajar la pobreza estructural que instauró a su turno el menemismo? ¿Lograron una mejora de la educación y la salud públicas? ¿Mostraron una genuina voluntad para combatir la inseguridad o el narcotráfico? Tampoco. Y luego, ¿cómo reaccionarán los fiscales y los jueces federales a los que el kirchnerismo humilló una vez que encuentren en sus expedientes las razones jurídicas para llamar a declaración indagatoria a personajes como Boudou, Guillermo Moreno o la propia ex presidenta? Lo que le está pasando a Milagro Sala en Jujuy es una primera muestra. Porque, más que el gobernador Gerardo Morales, son los fiscales y los jueces de la provincia los que avanzan para probar los delitos.

Quizás el FpV sea recordado como el emergente político de diciembre de 2001, cuando la consigna “Que se vayan todos” reveló la profundidad de la crisis de la clase dirigente y el nivel de hartazgo de la mayoría de la sociedad. Pudieron haber dado un paso más grande y más audaz, pero eligieron venderse como revolucionarios, aunque no revolucionaron nada. Pudieron haber dejado un Estado con las cuentas en orden, pero optaron por malgastar hasta el último peso, con la intención evidente y mezquina de perjudicar al gobierno que venía. Pudieron tener la grandeza de contagiar diálogo, convivencia, debate de ideas y diversidad verdadera, pero prefirieron la pelea, el escrache, la imposición de supuestas verdades y el pensamiento único. Es decir: la negación del otro. La cerrazón. El atraso. El subdesarrollo. Más cerca de la viveza criolla que de la transformación real. Más cerca del menemismo que de su relato épico. Como un intento fallido de pasar a la historia como una de las mejores cosas que pudieron haberle sucedido a la Argentina.

VICTOR

AGUANTADERO POLITICO DE LA FAMILIA KIRCHNER – La Provincia de Santa Cruz

2015/12/24

ESQUIZOFRENIA-ANARQUIA a toda INCOMUNICACIÓN

Enlace Corto para compartir >  http://wp.me/p2hqUO-Tw 

(Fuente: Políticamente Incorrectos)  https://www.facebook.com/groups/187729928053299/permalink/519682954857993/

 

Carlos Alberto López  (53 mins) · Mar del Plata  Escribe Damián Nabot

Los primeros días de los nuevos funcionarios en la Casa Rosada se enfocaron en solucionar urgencias y trazar un diagnóstico de la situación. Abrir los cajones del Gobierno resultó un ejercicio repleto de sorpresas. Al momento de la revisión de las cuentas públicas, un hallazgo sirvió para explicar en gran medida la presencia de Alicia Kirchner en la reunión de gobernadores del sábado pasado: en la Jefatura de Gabinete descubrieron giros por $ 776 millones enviados durante 2015 a los municipios de Santa Cruz, por encima de cualquier otra provincia, y que explican en gran medida la posibilidad que tuvo el kirchnerismo de mantener la ventaja electoral y conservar la provincia como el resguardo político para la familia Kirchner. Esos giros descenderán irremediablemente el año próximo, en una provincia cuyo déficit presupuestario asciende a $ 2.500 millones. La cuñada de Cristina Kirchner necesita la ayuda del gobierno de Mauricio Macri para mantener en orden el territorio donde actualmente vive la ex jefa de Estado.

Los giros aparecen bajo el nombre técnico de “Jurisdicción 25” del Presupuesto nacional, en las transferencias a los municipios de la Jefatura de Gabinete. La revisión de sus partidas indica que durante 2015 se envió a los gobiernos municipales de la Argentina un total de $ 2.057 millones. De ese monto, aunque se trata de una de las provincias con menor cantidad de habitantes del país, las comunas de Santa Cruz recibieron durante el año electoral $ 776.250.544, es decir, prácticamente el 40% del total distribuido entre toda la Argentina.

A pesar de los giros, la gobernación santacruceña –que el justicialista Daniel Peralta entregó a Alicia Kirchner– cerró con las cuentas en rojo.

Mientras que la gobernadora se entrevistó con Macri en Olivos, su vicegobernador, Pablo González, expresó su preocupación por la política que va a tener el nuevo gobierno nacional “con la Patagonia”, en declaraciones al periódico La Opinión Austral. Antes, el intendente de El Calafate, Javier Belloni, había advertido que “los dirigentes de la oposición tendrán la obligación de asegurarle a Santa Cruz y a El Calafate que no se quiten derechos ya ganados”.

Según el detalle de la “jurisdicción 25”, el municipio de El Calafate recibió 13 pagos durante 2015 por un total de 43 millones de pesos.

De todas formas, la comuna de Belloni no fue la más beneficiada por las transferencias a Santa Cruz, sino Caleta Olivia, que –según la información a la que accedió PERFIL– recibió 13 pagos por un total de 344 millones de pesos. Caleta Olivia, ubicada en el norte de la provincia, enfrenta protestas de empleados estatales y problemas con el suministro de agua, una de las situaciones más críticas de los municipios santacruceños. En el ranking sigue la localidad de Luis Piedrabuena, que en 12 pagos recibió 112 millones de pesos, y luego Río Gallegos, con 72 millones.

Como La Rioja tras el gobierno de Carlos Menem, la provincia de Alicia Kirchner se enfrenta a un futuro diferente.

 

ARGENTINA ¿CONTINUA ASESINANDO A SUS FUERZAS ARMADAS?

2015/12/22

http://www.informadorpublico.com/author/cosme-beccar-varela

La botella al mar

Short Link Para Compartir:  http://wp.me/p2hqUO-SQ 

Ver blog anterior http://wp.me/p2hqUO-SF 

Los gendarmes fueron asesinados? ¿Por qué el Gobierno no investiga y confirma o desmiente esta noticia?

by Cosme Beccar Varela

 

Nota previa a exijencia del Dr. Cosme Beccar Varela;  del Editor de www.argentinasalvajiza2.wordpress.com:  Esta y otras denuncias igualmente gravísimas siguen siendo ignoradas como si nada hubiese cambiado a partir del 10 de Diciembre de 2015.  ¿Ha sido todo este esfuerzo para que La REPUBLICA Argentina vuelva a la “normalidad”?  –  ¿Que es la normalidad sino el cumplimiento irrestricto de la Constitución Nacional 1953-60? .  ¿Porque Macri esta DUDANDO en RESPETAR a pie juntillas los mandatos de Juan Bautista Alberdi que proféticamente incluyó en el ARTICULO 29  de nuestra Constitución, justamente para emergencias graves como esta? . ¿Porque este actual gobierno YA se dejó torcer el brazo en el nombramiento de dos Jueces para La Suprema Corte de Justicia que tenia planeado y ANUNCIADO PÚBLICAMENTE? . (ver> http://wp.me/p2hqUO-SF) !No se discute aquí a esos Jueces, Lo importante es ¿SI VOLVEREMOS o NO a LA CONSTITUCIÓN o seguiremos con la política pequeña, mezquina de la corrupción y del “lobbing”? .  Mi diagnostico a los males de Argentina es: ESQUIZOFRENIA-ANARQUIA; a la Que La Republica Argentina fue empujada el día 10 de Septiembre de 1930.   …   Empujada nada menos que por la totalidad (100%) de LOS JUECES DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA de La NACIÓN ARGENTINA”… liderados por el peor Presidente (en ejercicio) de Los Estados Unidos de Norte América. Desde entonces no hemos hecho nada mas que culpar a los militares por cumplir LA ABERRANTE ORDEN (hoy indefendible) de la “DOCTRINA DE LOS PRESIDENTES DE FACTO”  

A  JUAN BAUTISTA ALBERDI Y A LAS FUERZAS ARMADAS DEBEMOS LAS LIBERTADES QUE AUN NOS QUEDAN

Argentina Esta En Esquizofrenia-Anarquía desde 1930. Quien tenga un diagnostico Diferencial mejor que me lo envié (gsaintmartin@hotmail.com ) Dr. Gastón Saint Martin MD.

Sr. Presidente Mauricio Macri: Usted es La Cabeza del Poder Ejecutivo, solo a Usted corresponde la toma de decisiones; pero no podrá tomar decisiones sabias si permite que le censuren la información disponible. Respetuosamente exijo al nuevo gobierno de mi Patria, en especial al Presidente de la Nación, reciba la información que sin éxito he tratado que le llegue.    Me permito sugerirle que: “ordene al Cónsul Argentino en Chicago, (Sr. Marcelo Suarez Salvia; y al Vice Cónsul en Chicago (Sr. Juan Ignacio Cambio) le hagan llegar en forma segura y urgente A USTED PERSONALMENTE esta importante documentación.      (Dr. Gaston Saint Martin MD, DNI 4.201.710)

 _____________________________

Short Lin k Para Compartir >  http://wp.me/p2hqUO-SQ 

COSME BECCAR VARELA

He recibido con horror del Sr. Juan Carlos Alsina, habitualmente bien informado, la noticia que a continuación transcribo:

“Peritos de Gendarmería confirman que las pericias dieron como resultado, que el ómnibus desbarrancado en Salta fue un atentado. Le dispararon a la cubierta delantera.

“Suboficiales de Gendarmería han pedido a sus Superiores reprimir con dureza a la organización Tupac (N: dirigida por Milagro Sala) sabiéndose fehacientemente que por medio de trabajos realizados por Icia., alertaban de estos hechos, sin haberse tomado los recaudos pertinentes.”

Si se confirmara que 43 integrantes de la Gendarmería Nacional fueron asesinados mediante un disparo contra uno de los neumáticos del ómnibus en que viajaban, para desbarrancarlo, el hecho sería gravísimo, mucho más grave que los problemas económicos y otros en que ha dejado sumido el país la tiranía kirchnerista.

Sería aún más grave que el gobierno del Sr. Macri ocultara la existencia de una investigación de la Gendarmería de la que resulta que una de las cubiertas delanteras del ómnibus que cayó aplastando a los 43 gendarmes, fue alcanzada por un disparo de arma de fuego.

Exijo al gobierno y en especial a los Jefes de la Gendarmería, por mí y por todos los argentinos de bien, que confirmen o desmientan esta noticia gravísima. Y si se confirma que, manifiesten qué medidas se están tomando para identificar a los responsables y detener lo que puede ser el comienzo de una nueva escalada terrorista. Si la noticia es falsa, que lo digan clara y públicamente.

Esto pone nuevamente en el candelero la inicua continuación por parte de Macri de la criminal política de “derechos humanos” de la tiranía y la impostergable obligación de liberar inmediatamente a los secuestrados políticos anulando todas las decisiones judiciales y legislativas que contra todo Derecho violaron la supresión de la Justicia militar, el principio de la cosa juzgada, la revocación de las amnistías e indultos negadas a los militares y confirmadas en favor de los terroristas, la aplicación retroactiva de leyes penales, etc., etc., etc.

Macri juró defender la Constitución. Que demuestre ahora que realmente la defiende y que no es una simple continuación pactada de la oprobiosa tiranía kirchnerista, con algunas modificaciones “cosméticas” que no hacen al fondo de la cuestión. Dios quiera que lo demuestre.

 

LA BOTELLA AL MARCosme Beccar Varela

La botella al mar

correo@labotellaalmar.com

Cosme Beccar Varela | diciembre 20, 2015 en 4:10 am | Categorías: Seguridad | URL:http://wp.me/p65meh-20p

 

 

 

ARGENTINA DESPERTANDO con MAURICIO MACRI

2015/12/09

SI DESPERTAMOS ARMONICAMENTE VOLVEREMOS A ASOMBRAR AL MUNDO

HOY FESTEJEMOS CON ALEGRIA SIN RESENTIMIENTOS NI REPROCHES, TRABAJANDO con DIGNIDAD …basta de luchas anarquicas…

El Presidente nos convoca a TODOS  Fiesta del DESPERTAR

Hola Gaston Alejandro Saint Martin

Llegó el momento tan esperado y por el que tanto trabajamos, el del inicio formal de una etapa de cambio para nuestro país. Como siempre, quiero que esta vez también me acompañes en lo que va a ser una Fiesta de la Democracia de todos los argentinos.

Por eso quiero invitarte este jueves 10 de diciembre a las 11.30 horas a la Plaza de Mayo para la ceremonia de asunción presidencial. Podés venir con amigos y tu familia, va a ser un momento histórico. Para que tengamos una mejor organización, si tu equipo local ya decidió otro punto de encuentro u otro horario, respetalos.

Y como tiene que ser una celebración de todos, te pido que no lleves banderas partidarias, solo argentinas.

Te espero.

Un abrazo,

Mauricio Macri

¿BRONCE O HIERRO?

2015/12/07

 

“¿Plata sin honra u honra sin plata?   Un opcional de sociedades predemocráticas”. Oscar Muiño

Enlace corto > http://wp.me/p2hqUO-Sc

 

AVOGADRO ENRIQUE GUILLERMOEstamos asistiendo, impávidos por cierto, al mayor atentado contra el futuro de la Argentina que recuerde su trágica historia. La hembra escorpión (¿habrá sido, en 2010, una mantis religiosa, como muchos creen?) que nos gobierna desde hace ocho años, ha apelado reiteradamente al juicio de la historia que, a su entender, revalorizará su ruinosa gestión; pretendía así alcanzar el bronce de los héroes. Sin embargo, y visto lo desastroso de su tan corrupto como incapaz gobierno, resulta harto más probable que su destino sea el hierro carcelario, aún cuando haya acumulado oro como para que varias generaciones de sus descendientes sean inmensamente ricos.

 

Cristina continuará hasta el último día envenenando con saña el futuro de los argentinos. Se está comportando como Adolf Hitler cuando dispuso quemar París; fue obviamente desobedecido por el Gral. von Choltitz, gobernador militar. Falta sólo saber si aquí los dirigentes del PJ aún están dispuestos a enterrarse con la “mariscala” de la derrota; parece que no, visto lo ocurrido en el Senado, donde la tropa habitualmente genuflexa se negó a votar 95 de los 96 proyectos aprobados por Diputados la semana anterior.

 

A los innumerables nombramientos -incluyendo nada menos que a dieciséis embajadores- que realizó en los escasos meses que han transcurrido desde las PASO, le ha sumado leña a la hoguera en que ha consumido las finanzas públicas. Todos suponíamos que iba a rascar el fondo de la lata hasta el grado de lastimarse las axilas y, hablando de las reservas internacionales, tuvimos razón, puesto que han sido saqueadas o regaladas al sector más pudiente de la sociedad con el único propósito de mantener artificialmente bajo el precio del dólar; pero nadie pensaba que su maldad llegaría a endeudar al país a tan corto plazo y a tasas de interés comparables a las venezolanas. No podía ser menos si pensamos que, desde el 1° de enero de 2013, Cristina y su “mejor asesor”, Axel Kiciloff, han devaluado el peso en un 97% y, aún así, mantienen una brecha entre la cotización del dólar “oficial” y el blue superior al 55%; resulta hasta gracioso que, con ese mínimo ejercicio de la memoria, Lancha Scioli aún pretenda enrostrar a Mauricio Macri una intención devaluadora.

 

Entre lunes y martes, dos decretos de necesidad y urgencia (DNU) que aumentaron el déficit público, en gran medida producto de la corrupción y principal responsable de la inflación, hasta la estratósfera -9% del PBI-, porque a esas nuevas normas hay que agregarle todo el endeudamiento anterior del Estado con particulares y organismos de toda laya, que alcanzó, según las estimaciones, a los $ 350 mil millones. De pagar esa carísima fiesta deberá hacerse cargo el gobierno que asumirá el jueves 10.

 

Además, y con una perversión inexplicable en una mente sana, voluntariamente se apuró a extender los efectos de un inoportuno fallo de la Corte Suprema, que beneficiaba a tres provincias con la restitución de los fondos de coparticipación federal retenidos, a todo el resto; eso implica, lisa y llanamente, hacer volar por el aire a la AFIP y a la ANSES, imponiendo a su sucesor la necesidad de convertirse en un mago para hacer frente a esa demencial decisión, tal como curiosamente reconoció el propio Anímal Fernández. Lo notable fue que ella misma se resistió a hacerlo durante cinco años y utilizó la falta de esos fondos -sin que el Tribunal supremo hiciera nada por evitarlo- para sojuzgar la voluntad de gobernadores y legisladores del interior y atarlos al yugo del poder unitario kirchnerista.

 

Ese tan demorado fallo salió simultáneamente con otro, también pendiente desde hace mucho, que declaró inconstitucional la modificación de la estructura del Consejo de la Magistratura; en el tiempo que transcurrió desde que la demanda fue interpuesta, la noble viuda utilizó el adefesio montado para intentar colonizar, también a la Justicia. A la luz de lo sucedido, tal vez haya llegado el momento de imponer a la Corte un plazo máximo para la resolución de los conflictos sometidos a su decisión, precisamente para impedir que una siesta de los ministros que la integran produzca tanto daño institucional.

 

El conflicto generado por la resistencia de Alejandra ¡Giles! Carbó a abandonar su cargo de Procuradora General de la Nación, después de ejercerlo como fervorosa militante del Frente para la des-Vergüenza, demuestra que los legisladores que votaron su designación casi por unanimidad -incluidos varios del PRO-, fueron ingenuos consumidores de caramelos envenenados. De todas maneras, y dado que ya se encuentran en avanzado estado las investigaciones judiciales contra ella,Guita-rrita Boudou, Alejandro Vanoli (BCRA) y Martín Sannatella (AFSCA), que demuestran la comisión de innumerables delitos, me pregunto por qué los jueces federales no los hacen detener de inmediato.

 

La frutilla de ese indigesto postre fue la deserción de la Secretaría de Comercio del programa Precios Cuidados que así, por la gigantesca inflación generada por la monumental emisión de pesos, dio pie a la inmediata reacción de los industriales, tan corruptos como el Gobierno que los apañó, que remarcaron todos sus productos hasta en un 30% en las dos últimas semanas. Pretender imputar la responsabilidad de esos aumentos a la nueva administración es un ejercicio más de la irreductible hipocresía del Gobierno.

 

Hoy, en un Venezuela, se juega el destino del populismo latinoamericano (ya derrotado en Argentina y en grave riesgo en Brasil) en unas cruciales elecciones. Las encuestas arrojan un margen, en favor de la oposición, que supera los cuarenta puntos (70/30); sin embargo, Nicolás Maduro, el actual Presidente, y Diosdado Cabello, titular de la Asamblea Nacional, han anunciado que resistirán por la fuerza y, en ningún caso, están dispuestos a entregar el poder. Si algo así sucediera, gobiernos tan vergonzosamente remisos a condenar a ese narco-régimen por la violación permanente de los derechos humanos (Brasil, Bolivia, Ecuador y Uruguay), como lo fue el de la propia Cristina, se verán obligados a cambiar radicalmente de posición.  

 

El jueves 10 deberemos colgar la bandera en todas nuestras casas y, a partir de las 10:00 de la mañana, ir todos a la Plaza de los Dos Congresos para no dejar solo a Mauricio Macri el día de su asunción pero, fundamentalmente, para decirle a los Kirchner y a sus hordas rentadas que, aquí, en la Argentina, el miedo se acabó.

 

Con esta columna, la 482 que escribo desde que comencé, hace ya diez años, a criticar todos los disparates de este triste período, cierro un ciclo, y sólo volveré a “reunirme” con mis muy pacientes lectores a partir de enero. Mientras tanto, y dado que por fin cambiamos, mis deseos de una muy feliz Navidad, y el mejor 2016 posible para todos.

 

Bs.As., 6 Dic 15

Enrique Guillermo Avogadro

Abogado
Tel. (+5411) ò (011) 4807 4401/02
Fax (+5411) o (011) 4801 6819
Cel. en Argentina (+54911) o (15) 4473 4003
Cel. en Brasil (+5521) 8128 7896
E.mail: ega1@avogadro.com.ar
E.mail: ega1avogadro@gmail.com
Site: www.avogadro.com.ar
Blog: http://egavogadro.blogspot.com
Skype: ega1avogadro
Facebook: enrique guillermo avogadro
Twitter: @egavogadro

CARTA ABIERTA A LOS OBISPOS CATOLICOS DE LA REPÚBLICA ARGENTINA

2015/12/07

http://www.informadorpublico.com/opinion/carta-abierta-a-los-obispos-catolicos-de-la-republica-argentina

OPINIÓN

El editor de este blog sugiere tambien, leer comparar y pensar el post siguiente http://wp.me/p2hqUO-S2

por José Luis Milia • 06/12/2015 • 3 Comentarios

Enlace Corto >  http://wp.me/p2hqUO-RU 

Nota del Editor del Blog:  ¿Ve alguien un denominador comun entre el descredito intencional y generalizado de lo que deberian ser puntales etico morales de la sociedad,  como la Justicia, El Ejcutico, y El Legislativo, y la Division de Poderes en TRES PODERES separados y Balanceados  que se CONTROLAN ENTRE SI?.    A Eso se refiere el GENIAL Juan Bautista Alberdi con su EXTRAORDINARIO Y DURISMO ARTICULO 29  que incluyó en la Constitucion Nacional PROHIBINDO  lo que de ninguna manera se puede hace en un SISTEMA REPUBLICANO y si pese a la prohibicion de todas forma se lo hace LO HECHO POR INFAMES TRAIDORES A LA PATRIA ES DE NULIDAD ABSOLUTA e INSALVABLE … y quienes lo hagan MERECEDORES DEL CASTGO A LOS INFAMES TRAIDORES A LA PATRI.  Intentare puvlicar estos dos casos uno al lado del otro, para su comaracion: INCONCISTENCIA DE LA JUSTICIA … INCONSISTENCIA DE LA IGLESIA y DE< PAPA  ambos sin autoridad moral y DUDANDO ¿Que cuidan? 

Pero el que es un asalariado y no un pastor, que no es el dueño de las ovejas, ve venir al lobo, y abandona las ovejas y huye…” Jn. 10:12

Magnos Gestores:

Era extraño que no se comidieran a ser los primeros en sumarse al coro siniestro que condenó el editorial del diario La Nación. Demorarse en hacerlo fue, de por sí, un hecho grave, pero, al saber que quedaron en falta con toda la progresía, solo se han expresados como si lo escrito los hubiera sorprendido. Saben que- contada aviesamente como hoy se cuenta con fuerza de verdad revelada- en la fábula de los setenta tienen ustedes mucho que perder y eligen, entonces, la ruta de la sorpresa cobarde y mentirosa porque, aunque no príncipes gestores de la Iglesia en ese entonces, ustedes no pueden alegar ignorancia sobre lo que sucedió.

Pocos, creo que ninguno de ustedes, pueden hacer valer su juventud para repetir como han hecho hasta el hartazgo que no sabían nada.

Hay entre ustedes quienes, profesores de seminario o rectores o curas auxiliares de parroquias importantes, proveían comida a comisarías y lugares de detención; sabían lo que pasaba y callaron.

Hay entre ustedes testigos silenciosos, y al mismo tiempo apocados, de como hermanos de ustedes, utilizaban su magisterio para adoctrinar a jóvenes en la violencia y el odio so pretexto de una revolución que solo traería muerte y, no obstante, callaron.

Hoy, al sumarse como corifeos de una repulsa espuria se ponen del lado de su organizador, un pseudo periodista y entregador de compañeros que ha sido el “factotum” de una de las más siniestras acciones que en contra del Papa Francisco y de la Iglesia Católica se hayan llevado hasta hoy. Operación que todos ustedes conocen pues ha sido denunciada hasta el hartazgo pero que, simple gestores como son, han privilegiado su tan argentino “no te metás”, antes que el buen nombre del Vicario de Cristo.

No vale seguir hablando de lo mal que han interpretado el editorial de marras, si es que lo han leído; de lo que sí hay que seguir hablando es de su malintencionada manera de encarar la tragedia argentina de los setenta. Ustedes, por omisión, tratan de hacer creer con sus actitudes a otros- no porque lo crean sino por miedo o por hipocresía- que era todo idílico en la Argentina de los setenta hasta el día que un grupo de militares se despertó con sed de sangre. No hay una palabra de ustedes, en todos estos años, sobre los más de 1.200 argentinos asesinados por la guerrilla, no hay una palabra de ustedes sobre los más de 20.000 atentados que llevaron a la sociedad argentina a pedir taliones y no justicia en esos días, no hay una sola palabra de ustedes pidiendo una justicia y una verdad que no es aquella, prevaricadora e infame, a la que de manera arrastrada adhieren.

En su miedo o en su hipocresía, nada dicen de aquello a lo que realmente apuntaba el editorial de La Nación: las infames condiciones en que viven sus condenas o la espera de su procesamiento aquellos que eufemísticamente son llamados “reos de lesa humanidad”. Han preferido remitirse al pasado que les pesa o que los aterra y no al presente de hombres que penan por aquello que debieron hacer porque la República estaba en guerra.

No hay, no ha habido, y seguramente nunca escucharemos una palabra de condena por parte de ustedes sobre el porqué a un hombre noventa años que no se puede valerse por sí solo se le revoca la prisión domiciliaria y debe volver a un penal, no hay una palabra sobre aquellos que han sido condenados por portación de apellido o de aquellos que han sido condenados por aproximación, porque si estaban en determinado lugar, aunque nadie los acusara se los debe suponer culpables. Nada han dicho de las irregularidades perpetradas en estos juicios ni, menos aún, sobre la sádica manera en que los jueces de ejecución -nunca tan bien puesto ese título- juegan con las enfermedades y problemas de esos hombres.

En realidad, a ustedes solo les ha preocupado inventarse un “mártir” que los ponga en igualdad con las que buscan nietos truchos o se ponen pañuelos en la cabeza y, aunque ese “mártir” no fuera otra cosa en la realidad, que el santo patrono de los accidentes automovilísticos, la tentación de tener un Osvaldo Arnulfo Romero es muy fuerte en una Iglesia que ha sido incapaz -en los últimos treinta años- de afirmar con valentía sus convicciones, que se limita a declaraciones anodinas y sin substancia, que se ha lavado las manos en cuestiones como el “matrimonio igualitario” y que ha resignado su magisterio cuando de aborto se trata dejando el peso de la lucha a la iglesias evangélicas.

De las cualidades que pueden exhibir las serpientes ustedes han preferido la astucia sobre la prudencia sin resignar, llegado el caso, el veneno.

José Luis Milia

josemilia_686@hotmail.com

Compartilo:

Post navigation

← Macri declara la guerra al lavado

No quiere, no quiere, no quiere!!! →

3 comments for “Carta abierta a los Obispos Católicos de la República Argentina”

roberto

06/12/2015 at 5:54 AM

Lamentablemente Sr. Milia tiene Ud. razón. Y debió empezar por Francisco, que se escuda en que es peronista, pero concelebro misa en el Vaticano con el cura de la “Teoría de la Liberación” y decían de Mujica que era un sacerdote preocupado por los pobres.
Decir parte de la verdad ocultando las barbaridades no nos ayudará. Y a regañadientes, entiendo a la clase política, que tiene este tema vedado, de lo contrario nadie ganaría una elección en la argentina.
Los malditos curas del 3er. mundo han sido responsables de muchas canalladas, y otros que no lo eran, callaban porque en el fondo eran peronistas “convencidos” de que “el movimiento” ayudaba a los mas necesitados. Ese cuento de hadas conformo a muchos, que siguieron mirando para otro lado, hasta justificaban a algunos marxistas, diciendo que son buenas personas.
Muchas “buenas personas” estaban muy equivocados.
Hoy muchos sacerdotes no entienden la “posición de Bergoglio” pero callan obedeciendo a quien los guia en esta tierra.
Yo, al papa no le entiendo en muchas cosas y no me callo, pregunto, y digo lo que pienso, cuando no estoy de acuerdo, siempre por supuesto hablando de temas mundanos.
Pero hay otros sacerdotes, y otras personas, que no saben nada de economía y comparten la visión anticapitalista del Papa en su Evangelii Gaudium, que es un relato sorprendente por la falta de precisiones, al provenir de Francisco, que ama a todos los pobres, y quiere que nos volvamos todos pobres. Hay un articulo del dr. Benegas Lynch en “elcato.org” que no tiene desperdicio, donde deja muy mal parada la posición de Bergoglio.
Pero también muchos “republicanos” como la Dra. Carrió, cooperaron con Néstor para remover la CSJN, y anular obediencia debida y punto final, de las que no estoy de acuerdo, pero era el muro de contención al revanchismo de los DDHH tuertos. Ya anulada la justicia militar y sus juicios, se hacia el campo orégano a la fiesta revanchista.
Hoy día, sabemos de cientos de muertos en prisión , muertos sin juicio y sin condena, y hay muchos mas igual. Alfonsín también dio su primer paso al poner estas personas que actuaron ante la guerrilla, es decir en condiciones de guerra, en la justicia civil. Una barbaridad.
Por supuesto que Videla cometió errores, el primero al obedecer el decreto de aniquilamiento, sin solicitar las instrucciones-ordenes, ética jurídicas para proceder con los subversivos. O cree alguien que un soldado debe pedir documento a quien le apunta con una pistola? o al que pone bombas matando a diestra y siniestra ?
Nuestra CSJN aplica la “lesa humanidad” a hechos de los 60 o década del 70, cuando la ley fue reglamentada en Roma en 1999 e incluida en nuestro código penal a partir de 2003, eso no es justicia, es venganza inaudita.
Y finalizo para no aburrir, nuestros curas no son todos malos, pero la gran mayoría es mediocre, y es lo que hay, y al parecer lo que merecemos ?

Responder

Francisco

06/12/2015 at 8:17 AM

Estos curas fariseosd, traidores a Cristo son el fruto del nefasto CVII. No nos extrañemos que si en este momento bajara N.S. Jesucristo y se presentara en sociedad, estos mismos Obispos y curas lo crucificarían por antidemocráticco e intolerante. Muy bien José Luis, perfecto tu comentario.

Responder

Jorge de San Miguel

06/12/2015 at 9:14 AM

Excelente artículo, Sr. Milia.
Siguen y seguirán sin poder leer, escuchar, o entender.
No lo pueden hacer porque se los impide el peso de su miedo.
No creo que lo puedan superar en esta vida