MALVINAS, CACEROLAS y LA COARTADA BRITANICA

Esto NO me lo mando Claudia Peiro, sino un corresponsal que prefiere mantenerse tras bambalinas, Lo publica desde Chicago Gastón Saint Martin. Confieso que la historia de las cacerolas me resulto interesante, la de la isla de Diego García ya la conocía.   “AMO A MI PATRIA … a quien TEMO ES A MI GOBIERNOse aplica en todos lados…  Lo que me llama la atención es que muy pocos comentan que UK estaba preparando el “humor” de los “CRIOLLOS” malvinenses para que acepten pasar a Argentina. Hace años que querían “sacárselas de encima” no les daba más que gastos, y ni siquiera los trataban como a ciudadanos ingleses, los consideraban “poblacion implantada“. Argentina estaba colaborando en eso activamente. La pista de aterrizaje de aluminio desplegable para atender las necesidades de comunicación con el mundo de los isleños fue solo uno de los detalles. Se hablaba de un “pase” planeado y gradual CORTO (solo 25 años) Los dos gobiernos (casi diría los TRES gobiernos) UK, USA Argentina fueron responsables de esa Guerra.

Comenzo esto cuando USA y Gran Bretana, con la “complicidad” (Sep. 1930) de los abogados de La Corte Suprema de Justicia Nacional Argentina (CSJN) empujo para que hicieramos LO QUE USA NO HAN HECHO NUNCA EN TODA SU HISTORIA, LA INTERRUPCION DE LA CONTINUIDAD CONSTITUCIONAL.  USA fomentó y alentó a los gobiernos militares “DE FACTO” de Argentina, Chile y Uruguay Lo hizo porque en aquel tiempo le preocupaba mas la infiltración comunista en Sud America, y lo hicieron  ESTANDO BIEN INFORMADOS sobre lo que las fuerzas armadas combatientes estaba haciendo contra el enemigo subversivo. Respecto al La Embajada y Consulado de USA en Argentina.; HOY se sabe  que quien dio la orden “LO QUE TENGAN QUE HACER … HAGANLO RAPIDO…”  fue el propio Henry Kissinger; (Posteriormente Premio Nobel de La Paz) – Había personal diplomático en la Embajada de Buenos Aires (Tex Harris) que informaba detalladamente y por eso su carreara diplomática se fue a la cuneta. (Recien hoy a Tex Harris el gobierno de Obama, lo reconoce como a un diplomatico LEAL, lo que lo pone en mejor lugar ante la historia, pero no le devuelve su carrera malograda). Los militares Argentinos en el gobierno (en función politica) fueron unos estúpidos, creyeron en la palabra de esas negociaciones informales -casi secretas- e intentaron “aprovechar la ocasión” poniéndose al frente de una causa popular que lleva arraigada cientos de años en Argentina. alguien ¿puede creer que “La Gente” es estúpida?… para esos días se planeaba una huelga general contra los milicos…¿Creen que Galtieri los conquistó como a nenes ofreciendoles un chupetin?  –  La mas mezquina y miserable de los actores de esa tragedia griega, fue la Primer Ministro Mrs. Margaret  Thatcher; Ella era una política de carrera y sabia bien lo que hacía, pero lo que hizo fue para salvar su PROPIA carrera del inevitable desastre. No penso ni en seguir su propia filosofia conservadora (bajar costos para efientizar, ni siquiera en los “intereses permanentes” del Reino Unido. Por otro lado los “abogados argentinos” habian puesto en el poder politico a militares, NO A POLITICOS. Los militares son (en todo el mundo) profesionales educados y entrenados para la guerra, cumplen ordenes sin cuestionarlas.  La DECISION DE IR O NO A UNA GUERRA depende DEL PODER POLITICO… NO DE LOS MILITARES.  La PM Inglesa MT sabía que -por su fracaso- estaba absolutamente desprestigiada y seria barrida en las próximas elecciones, así que invento una “guerrita” aunque hubiese algunos muertos! Posiblemente ESO TAMBIEN lo calculo mal, y se llevo un chasco pues estubo a 15 minutos de perder esa guerra, segun  manifestaciones (AUN On Line) del propio comandante de La “Task Force, Sandy Woodward“. Los Yanquis “trataron” de convencerla de que no  haga esa estupidez (que destruiria el TIAR, Los convenios de desnuclizacion de Sud America y lo que quedaba de La Doctrina Monrroe – Mrs. Kirkpatrick) … Que eso (La devolucion de Malvinas) YA ESTABA PLANEADO y acordado ante La UN… pero no escucho razones y se salió con la suya. FORZANDO a Regan  con el CRIMEN DE GUERRA del 2 de Mayo de 1982 La Guerra de Malvinas NO COMENZO el 2 de Abril. (eso estaba acordado de antemano por los tres países y la UN (UK, Argentina y USA) La Guerra comenzó el 2 de Mayo con el crimen de guerra del hundimiento del acorazado General Belgrano. ( agregar link a POST reciente) Hay que leer a Juan Bautista Alberdi (su obra cumbre “EL CRIMEN DE LA GUERRA”) para comprender que  La “toma” del 2 de Abril fue una “OCUPACION PACIFICA DE SUELO PROPIO”  se realizo sin  NINGUNA MUERTE, solo una baja argentina de un soldado profesional propio, un comando que prefirio dejarse morir antes de incumplir sus ordenes de PROTEGER a LOS ISLENOS ARGENTINOS (por haber nacido en suelo Argentino)  Ni un solo isleño fue molestado, ni siquiera el centinela  de La Casa de Gobierno que (cumpliendo con su deber) hirio de muerte al comando argentino, pero ni siquiera ese soldado ingles fue lastimado.  Otro detalle importante Las fuerzas armadas de Argentina tenían ORDENES de NO atacar al Camberra; orden tacticamente absurda en una guerra, desde el punto de vista militar . Esa orden “No hundir al Camberra” fue una decision POLITICA, pues hubiese sido “antipatica ante la opinion publica mundial”.  Atacar a un buque  de pasajeros con 5000 soldados a bordo  pudo ser hundido (como mas tarde se hundieron mas de 11  buques, incluido el Shiefeld de alta tecnología y se destruyo al portaviones “INVENCIBLE” que probablemente? no naufrago pero debió ser vendido como chatarra.  Los Yanquis TRATARON de convencer a la Primer Ministro Inglesa; La egolatra peor Primer Ministro de toda la historia inglesa (segun los propios inglses) se porto como una elefanta asustada en un bazar.   Esto lo pueden ver muy claramente en la película (hace poco estrenada) “La Dama de Hierro”  La primer ministro tomo esa decisión en ABSOLUTA SOLEDAD, contra la opinión del Parlamento, de su propio partido y de su principal aliado USA. Hasta ¡el argumento de comparar a Malvinas / Falkland con Pearl Harbour es poco menos que ridículo!, (Eso lo ven bien en la mencionada película) – Si estos Temerarios Gobiernos leyeran EL Crimen de La Guerra, Las Bases Para la Organización Político Social De Argentina y La Constitución 1853, Argentina mejorase su comportamiento Republicano, y aplicase La Ley (The Rule of Law) “LOS NACIDOS EN SUELO ARGENTINO SON ARGENTINOS” el problema de Malvinas/Falkland  se puede resolver en meses no años.   

____________________________-

Malvinas, cacerolas y la coartada británica

Por Claudia Peiró  cpeiro@infobae.com 

Los cacerolazos no se inventaron entre nosotros, ni entre los chilenos. Nacieron como una protesta antibritánica.

En julio de 1755, miles de colonos franco-canadienses, llamados acadianos –originarios de Poitou– fueron violentamente deportados de sus tierras en el este de Canadá (hoy Nueva Escocia) por soldados británicos, cuando parte de las posesiones francesas de América del Norte fueron cedidas a la corona inglesa por el Tratado de Utrecht (1713).
Esta expropiación masiva tuvo lugar porque los acadianos se negaban a jurar fidelidad a la Corona. No querían ser ingleses, pero su voluntad no fue escuchada.
Fueron embarcados a la fuerza en naves que los repartieron luego en otras colonias británicas, donde fueron muy mal recibidos por una población hostil a estos “intrusos” de origen francés.
Antes del embarque, eran separados en grupos por sexo y edad y muchas familias fueron desmembradas. De los cerca de 8.000 acadianos afectados por este Grand Dérangement (Gran Perturbación), muchos perecieron por hambre, enfermedad o en naufragios.
Los que intentaron una fuga fueron cazados como animales. Y los escasos sobrevivientes, condenados a una vida errante.
El tintamarre o concierto de cacerolas es una tradición inspirada en esa tragedia. Los acadianos usaban aquel “ruido” para transmitir noticias tales como un nacimiento o la llegada de un barco. Más tarde, también comunicaron el drama, cuando sus escuelas, granjas e iglesias fueron clausuradas por los británicos.
Décadas después, sus descendientes, instalados en el Quebec, la parte francófona de Canadá, apelaron a los cacerolazos para protestar contra el poder británico y también para recordar aquella masiva deportación.
El pasado condena a Londres 
En relación al reclamo argentino de soberanía sobre las Malvinas, se ha citado el caso de la isla Diego García, en el Océano Índico, cuyos habitantes fueron expulsados sin miramientos por los ingleses cuando éstos decidieron, en 1971, alquilársela a los estadounidenses para la instalación de una base militar. Dos mil personas, una población similar a la de Malvinas, fueron desterradas en una operación que la propia justicia británica consideró a la postre ilegal (aunque la medida nunca fue revertida).
Pero, como lo demuestra el antecedente de Acadia, lo de Diego García no fue excepción, sino tradición: otro caso en el cual el Reino Unido no actuó sobre la base de los deseos de los habitantes, cosa que ahora asegura estar haciendo en Malvinas.
En el Parlamento británico, el premier David Cameron se congratuló por la decisión de los kelpers de celebrar un referéndum para “demostrar que creen en la autodeterminación”. “Es muy importante, dijo, porque Argentina trata continuamente de ocultar este argumento y pretende que las opiniones de los isleños no importan. Espero que hablen fuerte y claro y que Argentina escuche”.
La iniciativa de un referéndum no es espontánea, sino otra argucia británica. También en Gibraltar, el Peñón usurpado a España, idearon un referéndum. Fue en el año 2002, para que los habitantes expresaran su “deseo” de rechazar un acuerdo de co-soberanía con Madrid.
La misma metodología se traslada ahora al Atlántico Sur. Pero el pasado condena a Londres, que no puede exhibir ningún antecedente de respeto por la autodeterminación de los pueblos –si ésta es opuesta a sus intereses–. Ello desnuda el carácter de coartada que tiene la continua apelación a los deseos de los habitantes de Malvinas. Londres sabe perfectamente que, por el lado de la historia, la diplomacia o la política, no tiene argumento alguno a su favor.
Ningún experto ha logrado refutar las tesis favorables a Argentina, tanto en lo que hace al descubrimiento de las islas como a su posterior colonización y gobierno. La investigación más completa está contenida en el trabajo de un jurista estadounidense, Julius GoebelLa pugna por las islas Malvinas, que entre otras cosas demostró la existencia de un pacto secreto entre Londres y Madrid en el año 1771 por el cual los británicos reconocían los derechos españoles. “Después del abandono de Puerto Egmont por los británicos, en 1774, los españoles ejercieron la más absoluta soberanía sobre todo el grupo de las islas, no limitando sus actos de gobierno y de control a las mismas, sino que extendieron su dominio hasta los mares adyacentes (…). No parece que estos actos hayan encontrado resistencia alguna. Los británicos los aceptaron, y mediante la convención de Nootka Sound les dieron su consentimiento formal al reconocer el status quo existente en la mitad meridional de la América del Sur”, dice Goebel.
Es por eso que al Reino Unido no le queda más recurso que apelar a la excusa de los “deseos” de los kelpers, que sabe concurrentes con los suyos. De otro modo no los escucharía. Como antaño no escuchó las cacerolas de los acadianos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: